NEGOCIOS

CIUDAD DE MÉXICO.- El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico firmado este lunes entre representantes del Gobierno y de la iniciativa privada no fue al vapor, sino que fue acelerado ante el aumento de los precios de los combustibles, aseguró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) decidió no suscribir el Acuerdo debido a que lo consideró improvisado, incompleto e insuficiente.

Sin embargo, según Castañón, los 35 puntos acordados se habían expuesto meses atrás y el objetivo era trabajarlos con el nuevo Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero fueron adelantados con el fin de que el impacto por el alza de combustibles sea menor en la inflación, de lo cual no se habló en reuniones previas entre la Secretaría de Hacienda y el CCE.

"¿Que lo aceleramos? Sí. No conocíamos que iban a subir el precio de los combustibles", dijo en conferencia de prensa.

Refirió que el plan fue visualizado desde antes y se buscaba fortalecer las condiciones con el nuevo Gobierno de Estados Unidos.

Castañón dijo que hicieron lo mejor posible y señaló que sólo criticar no ayuda a proponer soluciones.

Indicó que por el efecto del alza de los combustibles, en este mes la inflación será, según estimaciones, de entre 4.5 y 4.8 por ciento o incluso cercana a 5 por ciento anualizada, y el reto es que en lo que resta del año se emprendan acciones para que disminuya y al cierre de 2017 sea de entre 3 y 4 por ciento.

"Algunas empresas tienen que impactar y reflejar los precios necesariamente, algunas ya lo hicieron con el tipo de cambio en 2016, y hoy los dos factores tendrán que repercutir en algunos precios, por eso pensamos que la inflación será entre 4.5 y 5 por ciento durante este mes ", mencionó.

Castañón reiteró que no hay un rompimiento con la Coparmex y acerca de las peticiones de la Confederación, aseguró que la eliminación de programas duplicados es una propuesta que el CCE apoya.


Twitter

Facebook