NEGOCIOS

CIUDAD DE MÉXICO.- Las acciones de la constructora bajan por segunda jornada consecutiva después de registrar un incremento de casi 17 por ciento el viernes, cuando, como parte de un consorcio, ganó la licitación para construir el edificio terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Poco después de las 13:30 horas de hoy, las acciones se ubicaban en 3.00 pesos, una reducción de 12.53 por ciento, acumulada en dos jornadas, respecto a los 3.43 pesos en que cerró el viernes.

Aquel día, se anunció que esta empresa se había adjudicado el contrato más grande del nuevo aeropuerto, la terminal de pasajeros, por un monto de 84 mil 828 millones de pesos.

Pero no va sola, sino asociada con otras constructoras mexicanas, como Operadora Cicsa, de Carlos Slim; GIA+A, Prodemex, La Peninsular y Hoatsa, así como con las españolas Acciona y FCC.

El viernes 6 de enero, las acciones aumentaron 16.66 por ciento respecto a los 2.94 pesos de la jornada anterior, impulsados por el optimismo.

De hecho, la cotización debió ser detenida durante algunos minutos debido a que superó el 15 por ciento de crecimiento.


Twitter

Facebook