INTERNACIONAL

Ciberespiaron a Renzi y Draghi

ROMA, Italia.- La policía italiana arrestó a dos personas hoy por acceder ilegamente a miles de cuentas de correos electrónicos, incluyendo las del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y el ex Primer Ministro del país, Matteo Renzi.

La operación Eye Pyramid reveló el ciberespionaje de instituciones, organismos estatales, profesionales, figuras políticas y empresarios.

"Había decenas de miles de cuentas de correo electrónico pirateadas y entre ellas había cuentas de banqueros, empresarios e incluso muchos cardenales del Vaticano", informó Roberto Di Legami, director de la unidad policial especializada en esta área que llevó a cabo la investigación.

La policía dijo que fueron arrestadas dos personas: el ingeniero nuclear Giulio Occhionero, de 45 años, y su hermana Francesca, de 49, residentes en Londres pero con domicilio oficial en Roma y muy conocidos en el mundo de las altas finanzas capitalinas.

Entre las víctimas había miembros de una logia masónica, en un archivo electrónico con el nombre Bros (hermanos), y una lista de figuras políticas en un archivo con el nombre Pobu, abreviatura en inglés de “actividad de políticos”.

Draghi y Renzi estaban entre los políticos, según una de las fuentes familiarizadas con la investigación, quien habló con la condición del anonimato.

También figuran Saverio Capolupo, el banquero Fabrizio Saccomani y el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de Cultura.

Asimismo, el ex portavoz del ex Premier Silvio Berlusconi, Paolo Bonaiuti, el ex Alcalde de Turín, Piero Fassino, además de parlamentarios, banqueros, empresarios, gobernadores y funcionarios públicos.

Los sospechosos habrían tratado de obtener datos confidenciales y sensibles, especialmente sobre bancos, del BCE en Fráncfort y del Banco de Italia en Roma, según otra fuente al tanto del asunto.

Las autoridades aún indagan cómo se utilizó esa información. No está claro todavía cuántos datos se recolectaron y su nivel de relevancia.

A través de a una amplia red de computadoras infectadas con un software malicioso llamado EyePyramid, supuestamente las dos personas arrestadas obtuvieron las informaciones durante varios años, misma que fue almacenada en servidores de Estados Unidos, donde aún está el 99 por ciento de la información robada, dijo el comunicado.

La policía italiana, que trabajó con la División de Ciberdelitos de la Oficina Federal de Investigación (FBI), ha confiscado los servidores, agregó.

La información será devuelta en los próximos días, pero tardará un tiempo en poder ser analizada.

Las dos personas arrestadas fueron acusadas de obtener información sobre seguridad nacional, acceso ilegal a un sistema informático e interceptación ilícita de comunicaciones informáticas.


Twitter

Facebook