NEGOCIOS

CIUDAD DE MÉXICO.- De los países del conocido Grupo de los 20 (G20), México es el que más depende de las ventas del exterior a Estados Unidos.

De acuerdo con un reporte del International Trade Centre, una agencia conjunta de la Organización Mundial de Comercio, de las exportaciones mexicanas en el año 2015, el 81 por ciento fue a Estados Unidos, mientras que las de Canadá, el otro socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), representaron 76 por ciento.

El tercero y quinto país están muy por debajo de México, y se trata de Japón y China, tercero y cuarto lugar, respectivamente con 20 y 18 por ciento, muy atrás de mexicanos y canadienses, de acuerdo con el reporte.

Uno de los sectores en los que las exportaciones mexicanas tienen más dependencia con Estados Unidos es el automotriz, que está en la mira de Donald Trump, de acuerdo con otro reporte del International Trade Centre.

En el top 15 de los mercados de exportación de automóviles mexicanos de 2015, Estados Unidos ocupó el primer sitio, con ventas por 24 mil 200 millones de dólares.

En un segundo sitio muy alejado estuvo toda la Unión Europea con 2.7 millones de dólares y hasta el tercer sitio se ubicó Canadá con 2.1 millones.

De acuerdo con Raúl Carvajal, director de TechBa Michigan, todavía es muy pronto como para saber si habrá un impacto en las exportaciones mexicanas con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, expuso el temor de algunas armadoras por las sanciones que se impondrán, según Trump, si exportan desde México hacia territorio estadounidense.

Si hay algún impacto, agregó Carvajal, éste afectaría toda la cadena de valor que son los Tier 1, los Tier 2 y sus respectivos proveedores.

"Pero lo que percibo es que las medidas que vayan adoptando, deben de ir cuidando el efecto total, no creo que vayan a imponer medidas que afecten radicalmente a los consumidores de Estados Unidos, yo creo que en esa parte va a predominar un enfoque de negocios más que un enfoque de prohibición", explicó.

El temor va más allá de la industria automotriz y otro sector que está atento a las posibles sanciones de EU, es el cervecero.

Por ejemplo, la semana pasada, Rob Sands, presidente y director de Constellation Brands, dijo que están analizando diversos escenarios por posibles nuevos impuestos fronterizos, que afectarían a las marcas de las que tiene la exclusividad en Estados Unidos, como en este caso la cerveza Modelo.


Twitter

Facebook