DEPORTES

CIUDAD DE MÉXICO.- Los aficionados mexicanos siempre han dejado huella en la memoria de las estrellas de la NBA.

Robert Horry, quien visitó la capital mexicana en los 90, al igual que Sam Perkins, coincidieron en que el público nacional es conocedor del deporte ráfaga y muy entregado.

"Siempre fue una gran experiencia ir a México", externó Horry en teleconferencia.

"Los Lakers es uno de los equipos que tuvieron una gran base de fans allá (México), así como Houston y San Antonio. Una vez que ellos (mexicanos) se convierten en aficionados de tu equipo, son fieles y siempre te seguirán. Siempre fue una gran experiencia ir a México. Es una cultura preciosa y lo disfrutamos porque los fans son muy leales", añadió el jugador que visitó en ese entonces el Palacio de los Deportes enfundado en el jersey de los Rockets de Houston.

Perkins, quien llegó a jugar en la capital mexicana con los colores de los desaparecidos Supersonics de Seattle: "Siempre han sido ruidosos. Era un honor venir a México, aficionados, como decía Horry, muy leales", añadió Sam.

La capital recibirá este jueves y sábado un par de partidos oficiales, donde Phoenix será anfitrión ante Dallas y San Antonio en la Arena Ciudad de México.

"Ahora es otro escenario, nos dicen, pero el público mexicano es el mismo", añadió el delantero Horry, triplero letal y poseedor de varios anillos de campeón y con distintos equipos.


Twitter

Facebook