INTERNACIONAL

La empresa responsable del juego de cartas más irreverente tiene un plan para “salvar a Estados Unidos”.

El vicepresidente se encuentra en prisión preventiva desde el 2 de octubre pasado.