BUENA MESA

LONDRES.- La gastronomía mexicana se ha puesto de moda en esta ciudad. Atrás quedaron los burritos y las fajitas de las cadenas estilo tex-mex. Poco a poco, y gracias al esfuerzo de chefs mexicanos e ingleses, la auténtica culinaria nacional gana terreno y su oferta crece.

 

En Londres ahora es común ver cantinas con una gran variedad de etiquetas de mezcal y tequila. Tacos al pastor, mixiotes, chapulines, carnitas, tamales, barbacoa, chilaquiles y hasta cuitlacoche son parte de lo que puede disfrutarse en la capital inglesa. Para muestra, cinco paradas que dejan el nombre de México en alto.

 

CAFÉ PACÍFICO

Con más de 35 años, es quizás el más antiguo de los mexicanos en Londres. A pesar de tener un menú fusión de tex-mex y comida
mexicana, ha sido referente para dar a conocer platillos como los chilaquiles.

 

“Nuestra comida es casera y sencilla pero bien hecha; nuestro bar es mundialmente famoso y el tequila es justo lo que nos ha hecho sobresalir”, comenta Fernando Roldán, chef ejecutivo y copropietario de este sitio que presume un Distintivo T, otorgado por el Consejo Regulador de Tequila.

Roldán reconoce que la nueva generación de ingleses sabe apreciar mucho mejor los destilados de agave y está dispuesta a pagar por la mejor calidad, cosa que antes no sucedía. Emma Watson, Noel Gallagher y algunos integrantes de Queen y Los Lobos son parte de su clientela frecuente. Entre sus imperdibles presume el guacamole, las carnitas y la salsa roja.

 

“A los ingleses les gusta la comida mexicana porque es vibrante, dinámica, puede compartirse y tiene historia, además de ser muy rica”.

 

SANTO REMEDIO

Edson Díaz-Fuentes es el chef propietario detrás de este proyecto íntimo. Aunque inaugurado, a unos pasos del Puente de Londres, hace apenas un par de meses, ya es un favorito de críticos y comensales. Recetas de su abuela y sabores de México son la inspiración de Edson. Su menú mezcla cocina tradicional y de autor.

 

“No quiero tropicalizar mis recetas; he descubierto que a los británicos les gusta el picante y quiero que prueben los sabores originales de México”. Tacos de barbacoa y carnitas son las estrellas de Santo Remedio, aunque siempre vale la pena echar ojo a las especialidades del día, entre las que pueden encontrarse creaciones como tostadas de pulpo y bebidas tradicionales, como el tejate.

La selección para beber incluye una amplia selección de vinos del Valle de Guadalupe, tequilas y mezcales. Las botellas a medio terminar pueden resguardarse en una especie de cava personal y disfrutarse en la siguiente visita al restaurante.

 

MESTIZO

Favorito de personalidades como Sienna Miller, Alfonso Cuarón, Tim Burton y Guillermo del Toro, este restaurante abrió sus puertas
en 2005. Desde entonces, se convirtió en uno de los pioneros de la auténtica cocina mexicana.

 

“Mestizo es el lugar con el que te acuerdas de tu mamá y tu abuelita”, asegura Marysol Sánchez, propietaria del sitio, que en 2015 se hizo acreedor al premio Othli, otorgado por la Secretaria de Relaciones Exteriores.

 

“Desde que la cocina mexicana se volvió Patrimonio de la Humanidad, hemos notado mayor interés, especialmente entre los británicos, los indios y los estadounidenses”, agrega.

Clásicos de su mesa son los tacos, los mixiotes y los molcajetes. La comunidad mexicana en Londres disfruta de sus festivales gastronómicos, especialmente los dedicados a los moles y los tamales, con preparaciones de 10 estados.

 

Esta semana se realizó la tradicional celebración de Día de Muertos, con montaje de un gran altar y degustación del clásico pan de muerto.

 

EL PASTOR

Esta taquería, ubicada en el Borough Market, uno de los mercados más socorridos de la capital inglesa, se ha vuelto sensación.
Inspirada en los clásicos locales de la Ciudad de México, no acepta reservaciones, por lo que la espera para probar sus famosos tacos puede rebasar las dos horas.

“Viví 10 años en México, este proyecto se convirtió en algo súper personal porque siempre he estado obsesionado con la comida mexicana”, confiesa el inglés Crispin Somerville, uno de los propietarios. Ingredientes, como la masa nixtamalizada, los chiles serranos y los tomatillos, son importados directamente de productores y agricultores mexicanos.

 

La idea de Somerville era crear un concepto para taquear en la noche, tal como él lo hacía cuando vivía en México. “Nunca vamos a vender burritos, porque son los culpables de la ignorancia británica respecto a la comida mexicana”, reniega. Eso sí, El Pastor ofrece
sopa de tortilla, guacamole y una selección de mezcal oaxaqueño artesanal.

 

MEZCAL CANTINA

Es un bar relajado que ofrece comida mexicana casera y cocteles a base de mezcal y tequila. Su estilo y decoración recuerdan a esos locales, que abundan en el centro de Coyoacán o de Tlalpan.

 

“Nosotros no queríamos nada elegante, queríamos hacer comida auténtica para toda la gente”, explica César Garibay, originario del Estado de México, quien lleva 15 años en la escena londinense. “Los mexicanos siempre regresan por el pozole y las carnitas. Nadie los hace como nosotros”, presume.

Entre los consentidos de su concurrencia también pueden enumerarse la selección de tacos y los desayunos estilo mexicano, como enchiladas y huevos rancheros, que se ofrecen sólo los fines de semana. “Hemos invitado a chefs de todo México y nos basamos en su experiencia para crear nuevos platillos”, cuenta el chef.

 

La mayoría de su clientela es local, aunque también se ha visto por ahí a personalidades, como “El Hijo del Santo”, y a políticos, como Jeremy Corbyn.

 

ELLA CANTA

El último que se ha sumado a la oferta mexicana en la capital inglesa. Martha Ortiz ofrece sus coloridas creaciones en una las zonas más emblemática de Londres, a unos pasos del Palacio de Buckingham. En tan sólo unos meses, ha cosechado excelentes críticas y se ha vuelto uno de los sitios de moda.

 

La aceptación de los ingleses, quienes ya disfrutan de su menú inspirado en el Día de Muertos, ha sido positiva. “Es como una conquista desde las Américas, con todos los ingredientes del Nuevo Mundo”, define la chef, quien juega con los sabores del mamey, el pinole, el cacao y el huitlacoche, en mezclas hasta ahora desconocidas para los británicos.

Uno de los platillos más populares es su cebiche vampiro, que se adereza con mango y aguanieve de sangrita. El local llama la atención por su elegante decoración y su estilo inspirado en el México de los años 40 y 50. “Un México sofisticado, de Escudero y Legorreta, de muchos colores, muy elegante y misterioso”, ahonda Ortiz.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook