VIDA

Con un trasplante de ovario, las pacientes pueden tener hijos luego de vencer al cáncer.

 

CIUDAD DE MÉXICO  22-Jul .- Las mujeres menores de 40 años que padecen cáncer tienen una nueva posibilidad de preservar su fertilidad, aunque se sometan a quimioterapia.

 


Con un trasplante de ovario, las pacientes pueden tener hijos luego de vencer esa enfermedad, afirmó Jacques Donnez, profesor en la Universidad de Lovaina, Bélgica, y pionero de esa técnica.

 


El procedimiento, explicó, consiste en extraer los folículos del ovario y mantenerlos en criopreservación (congelación) hasta que se implanten.

 


La quimioterapia, señaló, afecta la fertilidad de una mujer, por lo que es necesario recurrir a nuevas técnicas que ayuden a las jóvenes a no frustrar su deseo de ser madre.

 


"Con la quimioterapia, automáticamente entran en menopausia. Cuando quieren embarazarse, reimplantamos el tejido del ovario y ahí empieza a presentar ciclos menstruales normales y puede quedar embarazada", subrayó.

 


En entrevista, tras exponer la técnica a médicos mexicanos en el XXII Congreso del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, el doctor aseguró que no es un tratamiento experimental.

 


Donnez hizo el primer trasplante ovárico en 1995 y, a la fecha, ha realizado 500 en varios países, con un éxito de hasta 50 por ciento, detalló.

 


"Esta técnica podrá implementarse en el corto plazo en México porque sí existe la infraestructura. Hay más de 100 centros de infertilidad y cuentan con criobancos", sostuvo.

Escrito por Dulce Soto / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook