NACIONAL

Rafael Márquez Álvarez, el ex seleccionado nacional de futbol y ex jugador estrella del club Barcelona, tiene una relación de décadas con Raúl Flores Hernández.

 

Rafael Márquez Álvarez, el ex seleccionado nacional de futbol y ex jugador estrella del club Barcelona, tiene una relación de décadas con Raúl Flores Hernández, cabecilla de una organización de narcotráfico, para quien habría fungido como prestanombres para adquirir propiedades, de acuerdo con una investigación del Gobierno de Estados Unidos.

 

“Ha actuado como testaferro para él y su organización de narcotráfico y mantenía bienes en su nombre”, informó ayer la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

 

Márquez fue designado ayer por esta oficina del Gobierno estadounidense, que ordenó congelar todos los bienes del jugador de futbol en Estados Unidos.

 

Según la OFAC, Márquez, el cantante Julión Álvarez y otra decena de personas formaban parte de una red de lavado de dinero al servicio de la familia de Flores Hernández, quien enfrenta acusaciones en el Distrito de Columbia y el Distrito Sur de California de Estados Unidos por tráfico de cocaína.

 

Operación inmObiliaria En 2013 Márquez puso a la venta dos condominios de lujo en Estados Unidos, en una operación inmobiliaria de al menos 12 millones de dólares, según una investigación que publicó en su momento el diario AM.

 

En esta doble transacción, Márquez aspiraba a ganar 4 millones 824 mil dólares. El primer departamento que tenía en Miami lo logró vender en febrero de ese año.

 

El condominio, que tiene una vista espectacular al mar y a la ciudad de Miami, lo compró Márquez el 6 de julio de 2004 a un precio de 956 mil dólares, según consta en el registro público de Florida.

 

El jugador logró una utilidad de 28% frente al valor original de su departamento ya que los compradores Jorge Marcelo Mazzini y su esposa aceptaron pagar un millón 225 mil dólares por el departamento, cantidad que representó 269 mil dólares más del precio original.

 

La ganancia equivalía a 3 millones 300 mil pesos. El segundo —ubicado en Manhattan— lo puso a la venta en marzo de 2013 a través de la agencia Douglas Elliman, que lo cotizó en casi 11 millones de dólares.

 

El condominio lo adquirió el 30 de diciembre de 2010, a los cuatro meses de haber fichado con el equipo New York Bulls, de la MLS, a un precio de 6 millones 395 mil dólares, según consta en el Registro Público de la Propiedad de Nueva York.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook