MODA

"Si los jóvenes millennials ven un vestido con emblemas y escudos, queremos que a través de él aprendan a leer el pasado, para trasladarlo al presente".

 

PALERMO, Italia 21-Jul .- Son los embajadores más fervientes de Italia, y por eso, cada seis meses realizan sus presentaciones de Alta Moda, Alta Sastrería y Alta Joyería en una ciudad emblemática y con significado para ellos. 

 


Esta vez le tocó el turno a Palermo, donde nació Domenico Dolce, quien junto con Stefano Gabbana ha formado una potente casa de moda que en su ADN tiene el compromiso por preservar las tradiciones de su país. 

 


Ambos diseñadores platican en exclusiva para Reforma antes de dar inicio a cuatro días de glamorosos desfiles y deslumbrantes fiestas, a las que asisten más de 500 exclusivos clientes de todo el mundo para celebrar en grande y a la italiana, como sólo D&G sabe hacerlo.

 


"Nací en Polizzi Generosa, a unos kilómetros de acá. Mi papá era sastre y ahí fue donde comenzó todo. De hecho, hace poco vino a verme un señor a quien le hice sus primeros trajes", afirma animoso Domenico, la mitad más tranquila de esta dupla.

 


"Aquí todo es belleza. Palermo y Sicilia son una rica mezcla de culturas, desde la griega a la árabe, pasando por la española. Por ello, todo el entorno es color: los volcanes, los mares, la cocina... a cada paso uno se sorprende de tanta hermosura", añade. 

 


Él detalla que para estas colecciones también se basaron en suntuosos palacios como el Gangi, donde se filmó la clásica cinta "El Gatopardo", de Luchino Visconti.

 


En tanto, Stefano, de carácter dinámico y quien suele causar polémica en las redes sociales, explica que también buscaron rescatar la historia de Italia -en específico de Palermo-, para llevarla a las nuevas generaciones.  

 


"Si los jóvenes millennials ven un vestido con emblemas y escudos, queremos que a través de él aprendan a leer el pasado, para trasladarlo al presente", asegura.

 


Es por ello que en esta ocasión invitaron a algunos de los hijos de sus clientes a participar en llamativas pasarelas, para las cuales cerraron plazas y monumentos. 

 


Además, introdujeron la mezclilla en algunas de sus propuestas -eso sí, con terminados de alto lujo-, ya que no se sienten anclados en el ayer, sino arrojados hacia el futuro.

 


"Tenemos libertad creativa para hacer lo que queramos, a diferencia de muchas grandes firmas, que hoy pertenecen a corporaciones gigantes en las que se pierde el mensaje", dice Stefano.

 


"Aquí somos Domenico y yo, juntos y siempre con la misma meta: hacer más hermosas a las mujeres a la vez que preservamos la riqueza y la belleza de nuestra tierra", agrega. 

 


Mientras platica, el diseñador saborea una granita, helado tradicional elaborado con almendras y que también sirvió de inspiración para algunas piezas.

 


La nobleza siciliana, los carretones pintados, las iglesias bizantinas, Santa Rosalía (patrona de Palermo), las bolsas con borlas, los vestidos negros de encaje, el helado "cassata", los limones y las flores también adornan estas colecciones, deslumbrando al público en una exultante celebración.

 

 


"La moda debe ser también un juego: tiene que tener color, movimiento, flores y, sobre todo, un toque de humor"
Stefano Gabbana, diseñador.
 

Escrito por Fernando Toledo / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


¿Qué opinas del convenio del Estado de #QRoo con #Airbnb donde se cobrará un impuesto del 3% a todas las reservas de alojamiento?

( 2 votos )

Twitter

Facebook