LOCAL

La recepción del Spa Xbalamque fue el área afectada tras caer un fuego artificial en el techo, cuando la gente celebraba la llegada del año nuevo.

 

 CANCÚN, Q. ROO.- La pirotecnia estuvo a punto de causar ayer una nueva tragedia, luego de que un incendio -provocado por cohetes lanzados por menores de edadardió la palapa del Spa Xbalamque, el primer spa urbano que opera desde hace más de 20 años en la ciudad de Cancún.  

 

El siniestro provocó que la Dirección de Protección Civil ordenase la evacuación preventiva del tradicional hotel Xbalamqué, ubicado en la avenida Yaxchilán, sin que hubiese lesionados ni pérdidas materiales en el centro de hospedaje, no así en el spa, que aunque estaba cerrado al público al ser día festivo, reporta pérdidas económicas mayores a los 250 mil pesos.  

 

El incendio fue rápidamente sofocado por la respuesta inmediata del Cuerpo de Bomberos que, en cuestión de minutos, acudió a la calle contigua al hotel Xbalamque –en donde se ubica el Spa- para sofocar el fuego y así evitar que éste se propagara y ocasionara mayores daños, indicó la gerente del establecimiento, Diana Elizondo.  

 

“A las 2:41 de la tarde recibí una llamada en que me reportaban que había un incendio en el spa. Vine de inmediato, tardé unos cinco minutos y, afortunadamente, el Cuerpo de Bomberos ya estaba actuando.  “El siniestro fue en el área de recepción del spa, pero se evacuó a los huéspedes del hotel, para evitar algún incidente, como una medida precautoria. Desgraciadamente el incendio se inició por una cuestión de pirotecnia; hemos pedido como ciudadanos que esto sea restringido, pero no ha sucedido y eso deriva en este tipo de accidentes”, narró Elizondo.  

 

El pasado 25 de diciembre, un cohete estalló en pleno rostro de un niño de 11 años, desfigurándole la cara y propiciando su muerte, pese a que un mes antes el ayuntamiento de Benito Juárez aseguró –como cada año- que no se expedirían permisos para la venta de juegos pirotécnicos.  

 

En esta ocasión, ningún petardo le estalló a una persona, pero incendió parcialmente un inmueble, lo que pudo haber tenido mayores consecuencias.

 

 Aquí, además de los daños materiales, calculados en más de 250 mil pesos, las siete familias del personal, entre terapeutas, mantenimiento y gerencia, quedarán sin ingresos durante el tiempo que tarde la remodelación del lugar.  “No hubo lesionados; sólo daños materiales que aproximadamente ascienden a los 250 mil pesos; más la estructura, la modificación, la limpieza y los días que no podremos operar hasta que se restablezca el servicio”, dijo.

 

 

UN SPA QUE HA RESISTIDO HURACANES

Además de ser el primer spa urbano de la ciudad, integrado a los servicios de hospeda y restaurant, el Spa Xbalamqué ha resistido lo mismo poderosos huracanes, que crisis económicas y de salud, derivadas del ataque a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre del 2001 o la Influenza Humana, en abril de 2009, que provocó una drástica caída en la afluencia de turistas a Cancún.  

 

Lo ocurrido con el siniestro es visto por el equipo de terapeutas y su gerente, como una oportunidad para remodelar y brindar un servicio mucho mejor que el que se brinda actualmente, en sintonía con el espíritu que distingue a Cancún cuando cae y se levanta.

 

“Esperamos que esto sirva para iniciar un ciclo de renovación; es importante tener una buena actitud, estamos iniciando el año. Tenemos un equipo muy fuerte, un spa que ha perdurado en la ciudad.  “Hemos atravesado huracanes, crisis económicas internacionales que le pegan al turismo y por tanto a la ciudad y a nosotros, entonces este es solamente un paso para renovarnos y estructurar nuevas áreas, ofertando un servicio de calidad, como siempre”, subrayó.

 

El área operativa del inmueble, como son las cabinas y el temazcal se encuentra en condiciones óptimas para funcionar, pero la entrada y el cableado eléctrico deben ser reparados.

 

En total, el sitio espera abrir sus puertas en una semana o dos. Si bien la actitud que mantiene sobre el accidente, es positiva, la entrevistada no evita hacer una reflexión y una crítica hacia los juegos pirotécnicos y las consecuencias que tienen en términos de seguridad para infantes, zonas habitacionales, comercios e incluso, para la salud de los animales, pues afectan su oído.  

 

“Sabemos que esto es un pasito, iniciando con un año de cambio y renovación que nos va a llevar a tener nuevos espacios y un servicio extraordinario para nuestros clientes, pero hay que hacer conscientes a los ciudadanos de no usar la pirotecnia. Es algo que de por sí está prohibido y precisamente por este tipo de consecuencias, que pueden terminar en tragedias.

 

“También me gustaría destacar el apoyo, la valentía, el compromiso del Cuerpo de Bomberos de Cancún. Actuó impresionantemente rápido. En minutos ya estaban aquí las unidades y todos colaborando. Todos protegiendo y estamos agradecidos con ellos por evitar daños mayores”, concluyó.

 

Escrito por Adriana Varillas

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook