NACIONAL

“La inversión de los últimos años ha permitido incrementar el número de elementos policiacos, no obstante, sus capacidades de persecución y prevención siguen siendo limitadas".

 

El incremento en el gasto federal en seguridad no logró contener la violencia que golpea al País. De acuerdo con el organismo Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, aunque los recursos destinados a este rubro aumentaron 61 por ciento entre 2008 y 2015, los hechos violentos registraron sus mayores picos desde 2014.

 

Lo anterior se desprende del reporte del organismo denominado “Descifrando el Gasto Público en Seguridad”, en el cual se contrasta la información sobre gasto público con indicadores delictivos en México. “Ante la violencia que vive el País, la respuesta inmediata del Gobierno ha sido aumentar el gasto público en Seguridad Interior.

 

El gasto entre 2008 y 2015 creció 61 por ciento, pasando de invertir 27 mil 259 millones de pesos a 43 mil 957 millones de pesos, lo que representa el 1.4 por ciento del gasto total del Gobierno federal”, establece. La mayor parte de los recursos federales en seguridad interior, se indica, se invierten en las Policías.

 

“La inversión de los últimos años ha permitido incrementar el número de elementos policiacos, no obstante, sus capacidades de persecución y prevención siguen siendo limitadas. “Particularmente, la Policía Federal creció de 11 mil 663 elementos en 2006 a 43 mil 724 en 2015 (un 275 por ciento), mientras que el salario promedio pasó de 15 mil 817 pesos en 2010 a 20 mil 552 en 2015 (30 por ciento más)”.

 

Liliana Alvarado, directora de Desarrollo Económico y Social de Ethos, señaló que, a partir de 2014, los homicidios se han incrementado a nivel nacional. “En 2016, los estados con las mayores tasas de homicidios fueron Colima, Guerrero y Sinaloa (81.6, 61.7 y 38.6 homicidios por cada 100 mil habitantes).

 

“A pesar del incremento del gasto público en seguridad, México es uno de los países más violentos del mundo, con 15.7 homicidios por cada 100 mil habitantes. Incluso no se ha podido regresar a los niveles de paz que se registraron antes del 2000”, advirtió.

 

Se informó que, con la desaparición del Programa Nacional de Prevención del Delito, las acciones de prevención recaen únicamente en las secretarías federales, las cuales de acuerdo con el anexo 19 del Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, ejercen 139 mil 152 millones de pesos en la materia (2.8 por ciento del presupuesto total). El reporte también analizó la cifra negra y muestra que solamente 1 de cada 10 delitos cometidos es registrado.

Escrito por Benito Jiménez / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook