MODA

CIUDAD DE MÉXICO 4-Ago .- Nacieron en las culturas antiguas de Persia, India y Grecia, las cuales incluso los plasmaron en sus pinturas y manuscritos, representando a mujeres de la era con largos aretes de estética elaborada, que indicaban status y poder. 

 


"Posteriormente, cuando Inglaterra colonizó la India, se popularizaron mucho en Europa. Tanto, que la Reina Isabel, esposa del Rey Jorge VI, comenzó a utilizarlos", afirma Guillermo León, historiador de moda.

 


Los joyeros franceses perfeccionaron un diseño triangular durante esa misma época, incorporando en él diamantes y otorgándole el nombre de 'chandelier', en alusión a los candeleros que iluminaban las fastuosas fiestas celebradas en el Palacio de Versalles.

 


Más tarde, a estas llamativas piezas se fueron sumando motivos occidentales como cruces, piedras preciosas, perlas y moños, que hoy vuelven a verse en las pasarelas más importantes.

 


"Este tipo de aretes son muy usados para la noche, ya que adornan mucho, aunque actualmente también se pueden combinar con ropa sport, dependiendo del material con el que estén hechos", comenta la consultora en imagen Dana Landa.

 


"Son ideales para chicas de cara redonda, triángulo invertido y ovalada. Por otro lado, al lucirlos es mejor prescindir de collar o gargantilla, ya que sería demasiado", agrega.

 


Para coordinarlos con tu outfit, el experto en joyería Marcos González recomienda apostar por escotes en 'V', halters, tipo corazón o rectos. 

 


"Incluso se llevan con los redondos, pero lo preferible es que no haya bordados o vuelos en esta zona de la prenda. También los puedes complementar con brazaletes o anillos", dice. 

 


Y para las más audaces, la diseñadora Martha Vargas sugiere utilizar uno solo, pues así le añadirás un toque rebelde y desafiante a tu look. 

 


"Así lo han lucido modelos como Cara Delevingne, y puede verse muy bien si va con los complementos adecuados", asegura.

 


Aquí te mostramos algunos ejemplos recientes de reconocidas firmas, para que encuentres inspiración y te animes a lucir esta propuesta, repleta de brillos y glamour.
 

 

 

 

 

Escrito por Fernando Toledo / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook