INTERNACIONAL

El ex alguacil más polémico de Estados Unidos ha vuelto... y quiere un puesto en el Congreso.

 

WASHINGTON.- El ex alguacil más polémico de Estados Unidos ha vuelto... y quiere un puesto en el Congreso.

 

“Competiré en el Senado por el gran estado de Arizona por una sola e inquebrantable razón: apoyar la agenda y las políticas del Presidente Trump en su misión de hacer a este país grande de nuevo”, expresó Joe Arpaio, de 85 años, en su cuenta de Twitter.

 

El ex sheriff, que cuenta con una fama de halcón en contra de la inmigración indocumentada, peleará en una carrera por la nominación al lugar que deja libre Jeff Flake, un político moderado y que ha estado en desacuerdo con algunas políticas de Trump.

 

“Tengo mucho que ofrecer. Voy a trabajar duro, no tomo nada por dado. Pero no voy a iniciar esto como si no pudiera ganar. No estoy aquí para poner mi nombre en los periódicos”, comentó Arpaio al diario The Washington Examiner.

 

Tras el anuncio, el presidente del Comité Nacional del Partido Demócrata, Tom Pérez, lo calificó como uno de los principales agentes a favor del racismo y aseguró que su facción luchará para ser competitivos en la elección general en este estado conservador.

 

Con los comicios legislativos de medio término a celebrarse en noviembre, Arpaio deberá competir primero por la nominación republicana frente a la senadora estatal Kelli Ward y la congresista federal Martha McSally.

 

Escrito por José Díaz Briseño / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook