LOCAL

“Carlos Joaquín no es un mago”: Alicia Ricalde

La directora de la Administración Portuaria Integral sostiene que este gobernador, refiriéndose a Carlos Joaquín, no lo ha tenido Quintana Roo.

 

CANCÚN, Q.ROO.- Directa y “sin pelos en la lengua”, como ella misma lo menciona, Alicia Ricalde Magaña, directora de la Administración Portuaria Integral (Apiqroo), dibuja a la administración como una “Torre de Babel” y al gobernador, Carlos Joaquín, como el capitán de un barco, que navega contra la disparidad de colores políticos, los camuflajes y la crítica exterior, en su opinión, más posible ahora, que en el pasado.

 

“Controlar un barco que es una ‘Torre de Babel’, en donde hay rojos, amarillos, azules… tenemos gente que está entrando, gente que ya estaba, tenemos gente que se camuflajea, se quitó de esta cueva y se fue a otra y para poderlo detectar está difícil. Si no es con ayuda de la ciudadanía y de las denuncias ciudadanías y de que el pueblo lo señale, va a estar difícil.

 

“Tenemos a un ser humano gobernando con toda la actitud, todo el compromiso, pero no es un mago; no es un ‘todologo’”, dice la ex alcaldesa de Isla Mujeres, ex diputada federal, ex funcionaria federal y ex candidata a la gubernatura por el Partido Acción Nacional (PAN) en 2010, sentada en una de las mesas montadas días atrás como parte de la primera audiencia pública ofrecida por Joaquín González.

 

Ahí, reconoce que existen críticas a la administración, a funcionarios y funcionarias y al propio mandatario estatal, a quien se le ha reprochado el dejar hacer libremente al gabinete, lo que ha generado una percepción de “tibieza” al gobernar.

 

“Sé que tiene sus tiempos (Carlos Joaquín), su manera de hacer las cosas y de gobernar y administrar este estado y sé que hará los cambios que tiene que hacer porque sabe que la confianza la depositaron en él. No puedo hablar de los demás, se vería mal; y además sería totalmente irresponsable de criticar a otro compañero, pero obviamente además de ser directora de la APIQROO, también soy ciudadana y también me están afectando las buenas o malas decisiones que pudieran tener en algunas dependencias.

 

“El gabinete tiene la gran oportunidad de transformar a Quintana Roo. Franca y directa cuando hago y digo las cosas. Mi autoevaluación es que estoy tranquila en mi conciencia”, subraya.

 

Sin embargo, también advierte que no todas las críticas tienen sustento y que luego de pasar de la censura y el silencio obligado, a la libertad de expresar ideas y opiniones, ha existido un abuso, como ocurrió durante el sexenio del entonces presidente de la República, Vicente Fox (2000-2006)

 

“Este gobernador no lo ha tenido Quintana Roo, nunca y está pasando como lo que pasó con Fox. Había los medios, acostumbrados a gobiernos mediáticos y pagaban por el silencio. Cuando Fox llega y dice ‘me vale lo que saquen y saquen lo que quieran’, es cuando sacas a alguien de un encierro y no saben qué hacer con su libertad. Hubo gente responsable, periodistas, empresas, pero hubo quienes no supieron qué hacer con su libertad y pensaron que todo era pegarle al gobierno.

 

“Creo que en Quintana Roo está pasando lo mismo. El gobernador no está pagando por un gobierno mediático y nos lo dijo: ‘el que haga corrupción y reciba, es su responsabilidad, yo no voy a pagar por cubrir a ningún corrupto’… y que los revienten”, expresó.

Escrito por Adriana Varillas

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook