LOCAL

Sancionarán al PRI por acarreo.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- El PRI será sancionado por la autoridad electoral al acreditarse que tuvo responsabilidad en un caso de turismo electoral y acarreo de votantes realizado en 2013 en Quintana Roo.

 

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) atendió ayer una queja promovida por legisladores del PAN, entre ellos los senadores Daniel Ávila y Jorge Luis Lavalle, en donde se denunció que, hace cinco años, el tricolor alteró el Registro Federal de Electores y movilizó a cientos de habitantes de Yucatán para que ejercieran su voto en la entidad vecina.

 

Los panistas, con el apoyo de investigaciones periodísticas, documentaron ante el INE que el domicilio de cientos de yucatecos fue modificado con la finalidad de incidir en las elecciones locales que se celebraron en Quintana Roo en 2013, cuando era gobernador Roberto Borge Angulo.

 

En sesión realizada la tarde de ayer, los consejeros de la Comisión de Quejas acreditaron que sí hubo una alteración al Registro Federal de Electores, pues se detectó que dos "hostigadores" lograron acarrear a 467 yucatecos para que participaran en los comicios de ayuntamientos quintanarroenses.

 

Sin embargo, los consejeros polemizaron sobre el grado de responsabilidad que tuvo el Revolucionario Institucional en el ilícito, pues aunque en sus testimonios los acarreados acusaron directamente al PRI de haberlos movilizado, no se encontraron pruebas que demostraran que los "hostigadores" pertenecieran a dicho partido.

 

Los consejeros Pamela San Martín y José Roberto Ruiz Saldaña, quienes participaron en la sesión con voz pero sin voto, exigieron que se sancionara al tricolor por su obvia responsabilidad en los hechos.

 

En contraparte, los consejeros Benito Nacif y Adriana Favela aseveraron que, aunque las alteraciones al RFE y el turismo electoral deben ser sancionados, no hay pruebas que vinculen de manera directa al PRI con el caso de acarreo.

 

El consejero Ruiz Saldaña acusó que los partidos se han vuelto cada vez más sutiles en cubrir las huellas de sus delitos y es ingenuo pensar que el acarreo de cientos de yucatecos, que sí manifestaron haber sido movilizados por el PRI, no tuvo la intención claramente electoral.

Escrito por Héctor Gutiérrez / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook