CULTURA

Este año el festival hospedará a Francia y el Edomex como invitados de honor.

 

GUANAJUATO, GUANAJUATO.-La edición 45 del Festival Internacional Cervantino, que arrancará esta noche con un concierto de la Dionysos en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas, demostrará que México está de pie después de los sismos de septiembre. Que el espíritu de la fiesta no fue mermado, a pesar del luto.

 

Miguel de Cervantes ya ha tomado las calles de la ciudad, que hospedará a Francia y el Edomex como invitados de honor del encuentro, que espera atraer, a partir de hoy y hasta 29 de octubre, más de medio millón de personas que, de acuerdo a las autoridades, dejarán una derrama superior a los 430 millones de pesos.

 

La afluencia de visitantes, se espera, será un 4 por ciento superior a la del año pasado.

 

Será una edición diferente, porque además del blindaje en materia de seguridad, con la participación de mil 200 elementos -entre militares, miembros de la Gendarmería Nacional y policías estatales y municipales-, la Secretaría de Salud reforzó su estrategia de combate a un brote extraordinario del mosco Aedes aegypti, para evitar que visitantes nacionales y extranjeros contraigan dengue.

 

Las nebulizaciones se incrementaron ayer en la periferia, callejones y Centro de la ciudad.

 

El dengue ya cobró la vida de un menor de edad en la Entidad y se acumulan más de mil 300 casos.

 

El Alcalde de Guanajuato, Édgar Castro Cerrillo, afirmó que el cuidado de los visitantes es prioridad. "Es uno de nuestros principales objetivos de este festival, garantizar la seguridad pública de quienes nos visitan y, desde luego, también de los que vivimos en esta importante ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad", dijo.

 

Las fuerzas federales y locales patrullan la ciudad y montan operativos desde ayer.

 

Además, inspectores del departamento de Fiscalización han supervisado restaurantes, bares y antros.

 

"Lo importante es garantizar que estos espacios cuenten con medidas de seguridad para que los visitantes no corran riesgos", señaló José Barrera, encargado de despacho de la Dirección de Protección Civil.

 

En el plano artístico, se reportaron listos los 52 foros de la llamada Fiesta del Espíritu, donde se presentarán 180 espectáculos en los que participará un total de 2 mil 367 artistas provenientes de 34 países.

 

La Fiesta del Espíritu será una celebración, pero también un recordatorio a las víctimas de los sismos, señaló el Gobernador del Estado, Miguel Márquez, quien anunció que en la ceremonia de inauguración, en el Teatro Juárez, se guardará un minuto de silencio en señal de duelo.

 

"Pero el Festival Cervantino será motivo para decir que México está de pie", enfatizó.

 

La primera actividad será la entrega de la Presea Cervantino, de manera póstuma, a Amalia Hernández, de quien se recuerda este año su centenario, fundadora del Ballet Folklórico de México.

 

Las calles aún no ceden al barullo de la fiesta, que suele concentrarse hacia los fines de semana, pero el arte ya se percibe: uno que otro artista callejero ya se ha hecho de su trozo de banqueta, listos, estos sí, para demostrar su talento de manera gratuita.

 

El telón del Cervantino se ha levantado ya.

 

 

 

Escrito por Jorge Escalante / Agencia Reforma

Reportero de Agencia Reforma


Twitter

Facebook