FARANDULA

“Eric Clapton: Life in 12 Bars” detalla una vida amorosa, inestable y llena de vacíos que el músico no sabía cómo llenar.

 

TORONTO, Canadá.- Difícil es realizar un documental sobre tu propia persona y ser sincero sobre situaciones que te llevan a una vulnerabilidad absoluta, según lo cuenta el mítico y legendario Eric Clapton.

 

En Eric Clapton: Life in 12 Bars, documental que tiene fecha de estreno en el canal Showtime de Estados Unidos en febrero, la cineasta Lili Fini Zanuck, otrora productora y ganadora del Óscar por El Chofer y la Señora Daisy, se metió hasta lo más hondo de la vida del inglés, y hasta ella se conmovió.

 

"Yo le dije a Lili que ella lo dirigiera, que me sentiría más cómodo, y en muchas partes de la plática a ella la sentí vulnerable, incrédula.

 

"Si eso le pasó a ella, conmigo fue más, porque no es fácil hablar del abuso de las drogas y el alcohol como escape a la realidad, y de una vida amorosa, inestable y llena de vacíos que no sabes cómo llenar", relató Clapton.

 

En la presentación del largometraje en el Festival de Cine Internacional de Toronto, el intérprete de "Tears in Heaven" profundiza en la muerte de su hijo Conor, a quien le escribió esta multilaureada canción, y la opaca y conflictiva relación con su madre.

 

"Hay situaciones que uno supera, y otras que asimila, pero no llega a entender, y no me da miedo mostrarme vulnerable, porque si ahora hay muchos líderes de opinión que comparten su vida personal sólo por hacer presencia en un medio, ¿por qué yo no podría abrirme para dar una lección y pedir que no tomen el mismo camino que yo?", acotó el músico de 72 años.

Escrito por Juan Carlos García / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook