AUTOMOTRIZ

Destaca su funcionamiento balanceado y con un nivel casi nulo de vibraciones.

 

CIUDAD DE MÉXICO 21-Jul .- Sin perder la esencia de la marca, Aston Martin equipa su DB11 con nuevas tecnologías no sólo lo hacen más eficiente, seguro y veloz, sino que también marcan el comienzo del segundo siglo de vida de la marca.

 


Está equipado con un nuevo motor V12 de 5.2 litros twin turbo más pequeño que el anterior pero que, sin sacrificar potencia, aumenta hasta 25 por ciento el rendimiento de combustible y reduce las emisiones de Ozono de 325 a 265 gramos por kilómetro.

 


Del V12 destaca su funcionamiento balanceado y con un nivel casi nulo de vibraciones, que se complementa con un elevado poder que está disponible desde el arranque.

 


Ajustándose a los tiempos, Aston Martin inyectó de tecnología su DB11 incluso en la dirección, que por primera vez es eléctrica. Y aunque éstas suelen sentirse artificiales, la de este inglés ofrece una sensación de manejo preciso, que es acompañada de un volante que responde de forma rápida y firme.

 


Otro novedad es la suspensión trasera multilink, que reemplaza a la tradicional doble horquilla. Dicho cambio mejora el manejo deportivo y reduce el cansancio del conductor en largos trayectos.

 


Por fuera, mantiene la línea característica de la marca, en la que destaca su largo frente, amplios neumáticos y cajuela corta. 

 


Siguiendo la tradición inglesa el DB11 es refinado, potente y ofrece una experiencia de alto desempeño que no sacrifica ni la comodidad de sus usuarios ni la potencia de su motor.

 

 

 

 

 

 

Escrito por David Loji / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook