DE VIAJE

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chiapas.- A dos meses de los sismos que afectaron a este y otros estados del País, Chiapas puede decir que varios de sus atractivos turísticos están en condiciones para recibir a los viajeros.

 

Opciones hay varias y, para abrir apetito, qué tal una visita a Las Pichanchas, uno de los restaurantes más emblemáticos de Tuxtla Gutiérrez; que entre otras delicias sirve tamal de chipilín y Pumpo –bebida tradicional, creación de la casa–.

 

Tras una deliciosa comida hay que darse una vuelta por el Parque de la Marimba (1), donde a diario se disfruta del animado ambiente de la capital chiapaneca. Chiapa de Corzo es otro indispensable en un itinerario.

A pesar de que La Pila o La Corona –una fuente de estilo mudéjar– no se aprecia a plenitud debido a trabajos de restauración, este Pueblo Mágico también es famoso por su Fiesta Grande, que se celebra en enero y es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; en ella destaca la Danza de los Parachicos (2).

 

Además, desde esta población es posible embarcarse para realizar otro recorrido clásico por el Estado; el que transcurre por el río Grijalva para admirar la belleza del Cañón del Sumidero (3).

 

Luego de practicar turismo de naturaleza, los viajeros están deseosos por formar parte del ambiente bohemio que envuelve a San Cristóbal de las Casas, especialmente en los andadores turísticos: el Eclesiástico y el de Guadalupe (4).

 

En ellos hay tiendas de artesanías, restaurantes de comida regional e internacional y escenas protagonizadas por vendedoras ofreciendo textiles. También se ve el ir y venir de viajeros que buscan entretenimiento, en especial cuado la noche se viste de fiesta.

 

Si bien es cierto que tanto el Templo y Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, al igual que la Catedral de San Cristóbal Mártir, hasta el cierre de esta edición y a consecuencia de los sismos están cerrados, también lo es que el espíritu de este Pueblo Mágico se mantiene en pie y másfuerte que nunca.

“Chiapas es más que sus edificios, sin duda  resultan muy importantes, pero somos un Estado que tiene su riqueza en los aromas y sabores de su gastronomía; en el esfuerzo de los artesanos; en la belleza de la naturaleza. Estamos ansiosos por sorprender a los visitantes”, dice Ody Gopar, un entusiasta guía de turistas de San Cristóbal de las Casas.

Escrito por Cirze Tinajero / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook