INTERNACIONAL

El Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, inició el proceso.

WASHINGTON.- Estados Unidos tiene 59 días, hasta el 16 de julio, para definir sus prioridades en el acuerdo con Canadá y México. Con la entrega ayer de la notificación oficial al Capitolio para la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte, la Administración del Presidente Donald Trump inició la cuenta regresiva para el inicio de negociaciones a partir del 16 de agosto.

Regulado bajo la Ley de la Autoridad de Promoción del Comercio de 2015 (TPA, en inglés), el proceso tendría una fecha decisiva para el Ejecutivo de Estados Unidos el próximo 16 de julio, 30 días antes de la fecha de inicio de pláticas, cuando deba publicar objetivos específicos en torno a la renegociación.

En esa fecha, la Oficina del Representante Comercial (USTR) en inglés debe publicar en su sitio de internet también una descripción detallada de cómo el nuevo TLC haría avanzar tales objetivos. Una vez definidos públicamente, las pláticas de renegociación podrían avanzar a partir del 16 de agosto.

Previo a llegar a esa fecha el USTR debe coordinar todo un proceso de consultas paralelo con distintos miembros de autoridades estatales y miembros específicos del sector privado. Para funcionarios como Peter Navarro quien dirige la Oficina de Política Manufacturera de la Casa Blanca, el actual déficit comercial que Estados Unidos tiene con México –de 62 mil millones de dólares en 2016–, es un reflejo de la urgencia de replantear un modelo que permita retener industrias.

Escrito por José Díaz Briseño / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook