GADGETS

"Lo analógico tiene características sonoras distintas que le dan esa parte orgánica que las nuevas generaciones están buscando".

 

CIUDAD DE MÉXICO 06-Oct-2017 .-La herencia de Julián Margules fue la pasión por la tecnología y el audio. Misma que lo encaminó hacia el desarrollo de equipos de sonido de la empresa familiar Margules Studio.


 
"Me crié yendo y viniendo a la compañía, viendo cómo mi papá fabricaba amplificadores y cajas acústicas. Ahí lo aprendí", platicó Julián, quien estudió Ingeniería Eléctrica.


 
"Siempre me gustó la música. Mi papá me llevaba a conciertos y  fui educado alrededor de la tecnología, era un camino natural a seguir".


 
Los primeros trabajos que realizó fueron proyectos personales como la personalización de la radio que tenía el automóvil Dart de su abuelo. Lo dotó de bocinas, un sistema estéreo y un subwoofer.

 

Después, le intrigó fabricar un equipo para su casa y desarrolló un sistema activo, que es aquel diseñado para sonorización profesional. 
 


"Sacamos un sistema activo antes, mucho antes que Bose, de hecho hace 35 años", recordó Margules.
 


De ahí surgió el SBM, el primer amplificador que el ingeniero introduciría al mercado. Después, uno de sus amigos le recomendó trabajar con bulbos y aunque al principio se reusó a ello, cambió de opinión y apostó por ello.


 
Por 25 años, Margules desarrolló un circuito único en el mundo que une lo mejor del mercado digital con el analógico. Ambos sistemas corrigen las carencias del otro.


 
"Resulta ser que lo analógico se pone de moda. Tiene lo suyo, las nuevas generaciones lo ven como algo retro pero tiene una serie de características que lo digital no tiene, no sólo lo nostálgico" explicó el director de Margules.


 
"Lo analógico tiene características sonoras distintas que le dan esa parte orgánica que las nuevas generaciones están buscando".
 


Por otro lado, destaca que las propiedades digitales facilitan el almacenamiento de la música, aunque esto implica la compresión de los archivos, lo cual podría significar algunas pérdida en la calidad.


 
"El audio digital es un muestreo y  la calidad de reproducción depende de su densidad. Lo que da la tonalidad de cada instrumento en sí son los armónicos, lo que quieres es tener gran riqueza de armónicos para tener la reproducción más realista posible y más natural", comentó..
 


"Si tú tienes un muestreo, como es el MP3, obviamente reduces la cantidad de información en areas de tener mayor capacidad y entonces pierdes o cambias ciertos armónicos".


 
Los productos de Margules Audio llegan a superar los 200 mil pesos. Sin embargo, el experto aseguró que el costo se trata de una estrategia para mantenerse y destacar en el mercado.


 
"Obviamente no me voy a poner a competir con súper compañías que tienen una capacidad de producción enorme con costos mucho más bajos. Tengo que irme a un mercado mucho más especializado, que ellos no ataquen. Gente que busca alto desempeño, algo extra", comentó Julián.


 
En su planta, ubicada en la Colonia Roma, el equipo de 20 personas de Margules ensambla los productos a mano y desarrollan sus próximos lanzamientos. La empresa exporta sistemas de sonido a Estados Unidos, España, Canadá y Australia, entre otros países.


 
Actualmente, Margules colabora con Mutable en la creación de un sistema estéreo de alto rendimiento que cuenta con Bluetooth y que  transmite alta resolución, mayor a la del CD. El precio no está confirmado, no obstante se espera que esté disponible para mediados de año.

 

Escrito por Axel Romero / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook