NEGOCIOS

El sector agropecuario del País tiene una posición dividida respecto a las próximas negociaciones del TLCAN.

 

Esto, porque mientras a unos actores les ha permitido crecer sus exportaciones, otros piden salir del acuerdo. Los productores de maíz del País no ven con buenos ojos el Tratado.

 

“Estamos pidiendo que saquen al maíz del Tratado de Libre Comercio porque no somos beneficiarios de este Tratado, además de que tenemos políticas internas muy adversas hacia los productores mexicanos”, refirió Vicente Álvarez, representante del Sistema Producto Maíz a nivel nacional.

 

Detalló que en México existen las tierras y los productores para combatir el déficit de maíz amarillo, pero las importaciones estadounidenses han desplazado esas posibilidades. Álvarez agregó que actualmente los agricultores mexicanos no están en condiciones de competir con los de EU porque los apoyos de ellos son más reales y no existe el grado de corrupción que hay en el País.

 

Dijo que hay funcionarios que están a favor de algunas empresas, por lo que compran el maíz por debajo de su valor real y los apoyos de la Secretaría de Agricultura no siempre los destinan a los sectores que los requieren. Los productores mexicanos de leche también coincidieron en que las compras realizadas, principalmente, de EU han desplazado la producción nacional, por lo que piden que el sector lácteo salga del TLCAN.

 

“Vamos a exigir que el Tratado de Libre Comercio en el sector lácteo, tal y como lo hizo Canadá, nos dejen fuera”, expresó Álvaro González, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche (Frenaprocol). “Nosotros no vemos en el Tratado algo que nos quiere plantear el Secretario de Economía, que es ganar, ganar; para nosotros siempre ha sido perder, perder”.

 

Por el contrario, para el sector hortofrutícola el acuerdo sí les ha beneficiado, pues del total de productos agropecuarios que México exporta, alrededor de 40 por ciento son frutos y vegetales frescos, según datos de Economía.

 

Uno de los casos más representativos son los aguacates, que en los primeros 5 meses del año las exportaciones de México fueron por mil 330 millones de dólares, es decir, un alza de 64 por ciento, respecto a igual lapso del año pasado, según el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI).

 

Otro caso similar ocurre con los arándanos, uno de los frutos que pertenecen al grupo de las llamadas berries, pues las exportaciones se incrementaron 21 por ciento en el acumulado enero-mayo, al registrar ventas por 152 millones 422 mil dó- lares, respecto al mismo periodo de 2016.

Escrito por Frida Andrade / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook