ENTRE MUROS

Un diseño sereno, contemporáneo y exacto destaca en este departamento ubicado en la zona de Santa Fe y desarrollado por MRD Arquitectos.

 

“Este proyecto nació de la oportunidad brindada al despacho para intervenirlo. Nos involucrarnos antes de que el desarrollador lo terminara, desde la obra gris, lo cual nos ayudó a poder atacar en tiempo todos los ajustes que se consideraron necesarios”, describió el arquitecto Antonio Morodo Díaz.

 

El inmueble cuenta con tres habitaciones más las áreas comunes distribuidas en dos niveles y su diseño destaca por la búsqueda de crear atmósferas confortables para los siete miembros de la familia que lo habitan.

 

 

“Los principales conceptos detrás de este diseño fueron la sobriedad, limpieza y arquitectura contemporánea atemporal a través de trazos limpios, tonos monocromáticos y materiales cálidos que representan mucha congruencia y naturalidad”, destacó el creativo.

 

De acuerdo con Morodo, el principal reto que enfrentaron fue mantener la función del espacio, generar mayor privacidad entre las áreas comunes y de servicio, así como integrar los dos niveles y enfatizar y priorizar la doble altura.

 

A decir del artífice, el uso del ritmo y la repetición permitieron jugar un papel fundamental pues permitieron la división entre los espacios con base en el desarrollo de diversas celosías de madera, las cuales fungen como pieza escultórica en el vestíbulo y la estancia. 

 

“Aprendimos a trabajar un proyecto que te entregan a la mitad de camino y cómo encontrar sus aciertos y errores para de ahí en adelante tomar lo que te encuentras y llevarlo a un mejor lugar”, puntualizó.

 

DISEÑO INTEGRAL

Entre los principales materiales usados destacan la duela de ingeniería de roble europeo en combinación con piedras como granito negro basáltico flameado y mármoles tipos Carrara, Santo Tomás busardeado y travertino Veracruz.

 

“La selección de materiales respondió a una búsqueda de ambientes naturales: maderas al aceite, mármoles cepillados con vetas marcadas y los textiles implementados ayudan a acentuar este carácter en el espacio”, describió el creativo.

 

La paleta de colores elegida destaca por su monocromía y neutralidad, desde las piedras seleccionadas hasta los acabados en madera y pintura.

 

El interiorismo estuvo también a cargo del despacho y se fundó en dar continuidad a la línea de arquitectura sencilla y limpia que caracteriza al departamento para ofrecer a los habitantes espacios cálidos, elegantes y sobrios que transmitieran un lujo accesible y no ostentoso.

 

Asimismo, todo el mobiliario fue fabricado a la medida para que estableciera un vínculo con la propuesta arquitectónica original.

 

"Además, toda la iluminación se planteó de manera puntual para enfatizar los detalles: indirecta para dar ambientación a los espacios y decorativa en puntos importantes para complementar la decoración”, resaltó Morodo.

Arte y diseño

Entre los elementos artísticos empleados en este proyecto destacan piezas de:

+ Perla Krauze
+ Jan Hendrix
+ Fernando Pacheco
+ David Pompa
+ Gisela Silva
+ Mauricio Limón
+ Taracea

Escrito por Natalia Barraza / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook