INTERNACIONAL

La aeronave modelo Anatov AN-148 de la aerolínea Saratov había despegado del aeropuerto de Domodédovo, el segundo más grande de Moscú.

 

El 2018 tuvo su primera tragedia en Rusia. Un total de 71 personas –65 pasajeros y 6 tripulantes– perdieron la vida tras estrellarse ayer el avión en el que viajaban.

 

 

Ante ello, el Presidente ruso, Vladimir Putin, envió sus condolencias a los familiares de las víctimas y ordenó al Gobierno crear una comisión especial para su investigación, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

 

 

La aeronave modelo Anatov AN-148 de la aerolínea Saratov había despegado del aeropuerto de Domodédovo, el segundo más grande de Moscú, y se dirigía a la provincia de Oremburgo, al sur de los montes Urales.

 

 

Sin embargo, el jet regional desapareció de los radares cuatro minutos después del despegue y poco después, cerca de las 14.30 horas locales, se estrelló en la zona de la aldea de Argunóvo.

 

 

Según investigadores, el piloto informó que algo funcionaba mal en el aparato y había solicitado autorización para un aterrizaje de emergencia.

 

 

El Comité de Instrucción de Rusia, que inició un proceso penal por presunta violación de las normas de explotación del transporte aéreo causante de la muerte de dos o más personas, indicó que no se descarta ninguna línea de investigación.

 

 

“Se investigarán todas la posibles causas del accidente: las condiciones del tiempo, el factor humano, el estado del avión y otros desarrollos de los acontecimientos”, afirmó la portavoz de la dependencia, Svetlana Petrenko.

 

 

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook