ESTADOS

Las personas de esos municipios han dejado sus hogares.

 

CIUDAD DE MÉXICO 17-Ago .-  La violencia en la zona serrana de Sinaloa ha desplazado a mil 380 personas en sólo ocho meses, prácticamente, un promedio de 49 personas dejan sus hogares diariamente por sentirse amenazados.

 


De acuerdo con informes de la Secretaría de Desarrollo Social de Sinaloa y de los municipios de Badiraguato, San Ignacio y Concordia el desplazamiento de personas se originó por la instalación de grupos armados que utilizan esa zona para la producción y trasiego de drogas.

 


Por el número de personas desplazadas, la Comisión Estatal y la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitieron medidas cautelares para el resguardo de las familias.

 


Estadísticas del Gobierno de Sinaloa establecen que de 2011 a 2016, el periodo que gobernó Mario López Valdez, la violencia desplazó a 36 mil 560 sinaloenses, los cuales permanecen lejos de sus hogares.

 


Sin embargo, durante la gestión actual de Quirino Ordaz Coppel los desplazamientos continúan, principalmente en la zona sur del Estado.

 


El municipio con mayor afectación es Concordia, con una cifra estimada de mil 200 personas desplazadas de diferentes comunidades, entre ellas Chirimoyos, La Petaca, Pánuco, Las Charcas, Las Juntas, El Cuatantal, La Caña, Capilla de Taxte, Santa Lucía y La Válvula.

 


La violencia en esa zona ha tenido un repunte desde el mes de mayo, con ataques de grupos armados en contra de la población, como el asesinato de tres maestros rurales en la comunidad El Cuantantal, quienes, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, fueron confundidos por un grupo armado.

 


El último ataque que se registró fue la tarde del 28 de julio, cuando un grupo armado desapareció a ocho personas en la cabecera municipal de Concordia. Ese mismo día las autoridades reportaron que cinco de ellos fueron decapitados, dos más ejecutados con arma de fuego y uno más colgado.

 


Rosa Elena Millán Bueno, Secretaria de Desarrollo Social de Sinaloa, dijo que en Concordia se instaló un albergue para la atención de personas desplazadas, pero que también se tiene el registro de que hay quienes se trasladaron a otros municipios como Mazatlán, Rosario y Escuinapa.

 


"En Concordia hay un albergue que en promedio atiende 100 personas que están en la cabecera recibiendo comida caliente y atención médica", aseguró.

 


Además de Concordia, los municipios de San Ignacio y Badiraguato tienen un registro de personas desplazadas, aunque este es menor, con 95 y 85 personas respectivamente.

 


Las personas de esos municipios han dejado sus hogares, conforme a reportes de las autoridades de ambos municipios, por problemas de seguridad.

 


 

Escrito por Marcos Vizcarra / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook