VIDA

Especialistas recomiendan la danzaterapia para salir del estrés y la ansiedad.

 

Si tras el sismo del 19 de septiembre le cuesta poner atención, parece que todo el tiempo está pensando en otra cosa o ha adoptado posturas que no tenía antes, como sentarse encorvado, esto puede ser un signo de trauma, afirmó la psicoterapeuta Silvina Gimpelewicz.

 

Estar hiperactivo con el cuerpo, moviendo con frecuencia las manos, un pie, los dedos, o incluso modificar el ritmo del habla también son señales a considerar, así como sentir entumecimiento o dolor en algunas partes del cuerpo sin causa aparente.

 

“Las huellas quedan marcadas, el cuerpo tiene memoria, y se evocan cuando no está resuelta la situación”, dijo la ex profesora del Máster en Danza Movimiento Terapia de la Universidad Autónoma de Barcelona, España.

Ante estos síntomas, la especialista aconseja buscar ayuda profesional con un psicoterapeuta para impedir que el trauma afecte su calidad de vida. Detalló que se pueden trabajar los sucesos traumáticos, por ejemplo, a través de la danzaterapia, pues esta técnica es ideal para quienes no logran  expresarse completamente de manera verbal.

 

Esta técnica psicocorporal, agregó, busca crear cercanía para que después la persona se comunique hablando sin ser revictimizada. Al impartir un taller en el XI Congreso Internacional de Psicoterapia Corporal, dijo que quienes no han superado un trauma pueden tener ansiedad, angustia, nerviosismo o ataques de pánico y viven recordando el suceso como si estuviera ocurriendo de nuevo en el presente.

 

“Si no hubiera un trauma, la persona podría recordar eso, pero ya sin ese sentimiento de sufrimiento”.

Escrito por Dulce Soto / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook