CULTURA

El féretro del periodista Jaime Avilés Iturbe es enmarcado con imágenes de sus pasiones y con sus libros favoritos.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Al periodista Jaime Avilés Iturbe lo acompañan en su adiós sus pasiones, en forma de libros y fotografías.

 

Atrás de su féretro, en la Sala 3 de la funeraria a J. García López de Miguel Ángel de Quevedo, hay fotografías en blanco y negro de él en Berlín, junto a las esculturas de Marx y Engels; otra más de él toreando, y otra, a color, de él junto a sus dos hijos, cuando eran pequeños.

 

En una mesa, hay varios de sus libros y ahí, una foto suya junto a Andrés Manuel López Obrador.

 

Avilés Iturbe falleció esta madrugada a causa del cáncer. Tenía 63 años.

 

Quien fuera corresponsal de guerra, articulista de “La Jornada” y reconocido cronista, tuvo su último gran acto de fe al escribir el libro "AMLO: vida privada de un hombre público", dijo Elena Poniatowska.

 

"Su último acto de fe, fe en el sentido de amor a la vida, fue para Andrés Manuel López Obrador", comentó Poniatowska, quien llegó al funeral pasadas las 14:00 horas.

 

La escritora y periodista lo conoció hace años, en “La Jornada”. 

 

"Era un hombre lleno de talento y, además, lleno de bondad, sin ninguna pretensión. No era un hombre vanidoso, lo cual es algo difícil de encontrar entre los escritores", agregó.

 

Poniatowska destacó su labor como cronista al mencionar la compilación que hizo su amigo, Carlos Monsiváis, sobre los mejores cronistas del país.

 

Avilés fue cronista taurino. En marzo de 2015, fundó el medio electrónico Polemón, del que siguió siendo director general hasta su muerte.

Escrito por Lourdes Zambrano/ Agencia Reforma

Reportero de Reforma


¿Qué opinas del convenio del Estado de #QRoo con #Airbnb donde se cobrará un impuesto del 3% a todas las reservas de alojamiento?

( 2 votos )

Twitter

Facebook