LOCAL

Desvía Salud 19.6 mdp del Programa Prospera

El gobierno de Quintana Roo generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 19 millones 612 mil 355 pesos, lo cual representa 40.4 por ciento de los 48 millones 526 mil pesos auditados a la Secretaría de Salud del programa federal Prospera.

 

CANCÚN, Q. ROO.- El gobierno de Quintana Roo generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 19 millones 612 mil 355 pesos, lo cual representa 40.4 por ciento de los 48 millones 526 mil pesos auditados a la Secretaría de Salud del programa federal Prospera.

 

Los resultados de esta aduditoría concluyeron que este recurso no aplicado, se traduce en que hubo un subejercicio de los recursos al dejar de atender las necesidades que se tenían ya programadas, por dar prioridad a  la dotación de medicamentos y material de curación a las unidades médicas.

 

Es decir, el dinero no se usó para lo que estaba etiquetado sino para la adquisición de medicamentos, material de curación, agujas y jeringas, además de que se registraron transferencias de recursos a otras cuentas bancarias para el pago de nómina, sin acreditar su aplicación ni su reintegro a la cuenta del programa, entre las principales observaciones de la auditoría.        

               

En el desglose de los más de 19 millones de pesos del programa Prospera,  9 millones 389 mil 65 pesos no se aplicaron a su objetivo original que era el “Programa de Inclusión Social: Componente Salud”, mientras que al menos 3 millones 632 mil 389 pesos fueron directo al pago de nómina de la Secretaría de Salud.

 

El pasado 30 de junio se venció el plazo para que la Secretaría de Salud demostrara la efectiva aplicación del programa o, en su defecto, realizar el reintegro a la Tesorería de la Federación (Tesofe).

 

Alejandra Aguirre Crespo, titular de la Secretaría de Salud en Quintana Roo, argumentó al respecto que no les había llegado ninguna observación de la ASF.

 

“Tenemos unas observaciones que se están solventando y hay algunas que corresponden al tema de la administración anterior; sin embargo, dicha auditoría es del ejercicio fiscal 2016 que hasta marzo de este año se ejerció en la nueva administración”.

Con base en el dictamen de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el gobierno estatal incurrió en “inobservancias de la normativa”, mismas que se traducen en falta de documentación comprobatoria, adquisición de medicamentos y material de curación fuera del catálogo; falta de aplicación de penas convencionales por atraso de su entrega,  por lo que se presume probable daño a la Federación por el pago de una estimación de obra y por la falta de aplicación de recursos.

 

Mediante la Auditoría Financiera y de Cumplimiento número 16-A-23000-02-1387 1387-DS-GF,  la ASF revisó el  91.6 por ciento de los 52 millones 954 mil pesos transferidos al Gobierno del Estado de Quintana Roo por el programa Prospera.

 

Se pidieron cuentas también por seis millones 280 mil pesos del recurso del Programa Prospera, con el que se adquirieron medicamentos, material de curación, agujas y jeringas, material que no está autorizado en los anexos de las Reglas de Operación del Programa.

 

El recurso nuevamente fue utilizado fuera de las reglas de operación del programa para comprar más medicamentos, material de curación, agujas y jeringas, gastando seis millones 280 mil 270 pesos.

 

En su dictamen, la ASF informó que ha promovido ante la instancia de control de la entidad fiscalizada, la aplicación de sanciones a los servidores públicos que incumplieron disposiciones en su actuación. Se determinaron 11 observaciones, de las cuales siete fueron promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y cuatro pliegos de Observaciones.

 

En las conclusiones, la ASF indicó que Quintana Roo no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa, apegada a la normativa que regula su ejercicio.

 

La primera revisión se realizó el 31 de diciembre de 2016, en la que observó que los Servicios Estatales de Salud del Gobierno del Estado de Quintana Roo no habían ejercido el 20.1 por ciento de los recursos transferidos; en la segunda parte de la misma hecha el pasado 31 de marzo de 2017, se detectó que “aún” no se ejercía el 17 por ciento; generando con ello, desatender las necesidades que se tenían programadas por atender la dotación de medicamentos y material de curación a las unidades médicas.

 

La ASF fiscalizó los recursos federales transferidos al estado a través de dicho programa en 2016, con la intención de verificar que este se haya destinado conforme a lo establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Escrito por Teresa Pérez

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook