ENTRE MUROS

A través de un concepto de uso mixto que genera un ambiente cálido y eficiente, el despacho arquitectónico GoKo logró satisfacer las necesidades de Grupo Dhapsa mediante la generación de un área abierta y flexible.

 

“Buscamos crear un espacio que impactara a los clientes que visitan la empresa. Una petición especial para el proyecto fue incluir el acero dentro del diseño como parte de la imagen de la empresa”, destacó el arquitecto Christopher Koehn.

 

El proyecto cuenta con una zona de espera, mesas altas de trabajo -pues se evitaron las estaciones fijasy wall talkers en el área colaborativa para compartir ideas. Además, esta propuesta cuenta con dos oficinas semicerradas para los directores, las cuales les permiten tener cierta privacidad sin perder comunicación con el equipo.

A esto hay que agregar una sala de juntas contenida en una caja de cristal que se convierte en sala privada por medio de un sistema inteligente de película electrónica que se opaca en caso necesario.

 

“El principal reto que enfrentamos fue encontrar un balance entre una nueva configuración espacial sin perder el programa de oficinas, pues éstas han dejado de ser un lugar puramente corporativo. Transformamos el espacio para crear una oficina viva”, señaló Koehn.

 

CONTRASTES DE ACERO

Para resaltar la importancia de la siderurgia, GoKo diseñó especialmente dos elementos en acero: la recepción, con el logotipo iluminado en la placa, y un monolito negro de acero acabado natural que funciona como estación de café y división entre los espacios semipúblicos y semiprivados.

 

“El mobiliario juega parte elemental en el diseño del espacio, así como todo el plafón estriado de madera. Además, insertamos unas luminarias de Tom Dixon en acero negro y una esfera de MOOOI formada a partir de anillos de acero, a la cual ubicamos al centro del espacio”, describió el arquitecto.

 

Entre los acabados destaca el uso de pisos de madera clara que reflejan la luz natural de las fachadas de cristal y un techo estriado en madera oscura que contrasta con los elementos fabricados en acero.

 

“La iluminación incrustada en el plafón es fundamental, pues el sistema dimeado ayuda a regular la luz para tener el consumo mínimo. Además, las líneas de luz en orden aleatorio evocan la imagen del ‘warped space’ de Star Wars y enfatiza la idea de un espacio en movimiento”, destacó Koehn.

De acuerdo con el creativo, el mayor reto que se enfrenta en esta clase de obras es identificar cómo hacer los espacios más acogedores, eficientes y ergonómicos.

 

“Mientras más cómodas y a gusto se sientan las personas, más facilidad de retención de talento existirá por parte de la empresa”, concluyó.

 

Detalles funcionales

+ Mobiliario: Herman Miller
+ Diseño de escritorios: Co Crear Espacios
+ Diseño de tapetes: Déjate Querer
+ Principales materiales: Acero en estado natural, madera en tonos claros (nogal y white ash) y Corian negro

Escrito por Natalia Barraza / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook