AUTOMOTRIZ

Así como los espías de películas utilizan transmisores subcutáneos, por dentro de cada neumático y pegado al hule, se coloca un pequeño dispositivo para medir la temperatura y la presión.

 

CIUDAD DE MÉXICO 24-Nov-2017 .-Con cada giro de las llantas, Big Brother vigila. Como en la novela de George Orwell, Continental la hace de Gran Hermano y monitorea las condiciones de todos los neumáticos en un autobús, camión o tráiler. 

 


Esto es parte de su oferta ContiConnect, un sistema de administración de neumáticos dirigido específicamente a transportistas.

 


"Cero fatalidades, cero lesiones y cero accidentes; ésta es la Vision Zero de Continental", detalla Benoit Henry, director de Continental Tire para Centro América, México y el Caribe. 

 


ContiConnect es parte importante de esta visión, pues una adecuada operación de los neumáticos es indispensable para la seguridad del vehículo y sus pasajeros. Además, logra reducciones importantes en costos al lograr incrementar un 20 por ciento la vida del casco y un 15 por ciento la vida de la banda de rodamiento.

 


La tecnología parece de ciencia ficción. Así como los espías de películas utilizan transmisores subcutáneos, por dentro de cada neumático y pegado al hule, se coloca un pequeño dispositivo para medir la temperatura y la presión. 

 


Ya van más de 100 mil sensores instalados a nivel mundial y la información que se está obteniendo resulta impactante. Por ejemplo, en los primeros 100 días de operación se recibieron cerca de 4 mil alertas de llantas con baja presión; llantas que de no ser por ContiConnect no hubieran tenido la atención oportuna.

 


En la modalidad más básica, los sensores transmiten la información a una pantalla en la cabina con el sistema ContiPressure Check.

 

 
Así, el conductor tiene información precisa del desempeño de cada una de las ruedas que lleva su vehículo. En caso de existir alguna anomalía, el sensor le avisa para que tome las medidas necesarias, que en la mayoría de los casos son el simple cambio del neumático pues las alteraciones se detectan oportunamente.

 


Pero el tema va más allá y es que con el sistema ContiConnect la información sale del vehículo de forma inalámbrica. En los patios de maniobras se instalan Yard Readers, que leen la información directamente de los sensores y suben reportes a un sitio web accesible a los administradores de las flotillas y personal de mantenimiento; incluso puede mandar mensajes de texto a celulares.

 


En el camino, un sistema de telemática podrá unir a ContiConnect con la nube y la plataforma web a través de una red celular. Así, desde cualquier lugar con conexión de internet, se tendrá información instantánea de cada una de los neumáticos en cualquier flotilla con el sistema.

 


A diferencia de la novela de Orwell, este es un sistema bien recibido, pues reduce el tiempo de monitoreo e inspección de los vehículos en la base y se pueden prevenir daños a los neumáticos durante su operación. Con el proceso automatizado se reducen los errores humanos, que en una industria como la del transporte frecuentemente tienen un alto costo.

 


 

Escrito por Alberto Bortoni / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook