CULTURA

“La ley del monte”, muestra de Mauricio Palos, ya se ha expuesto en el Centro Cultural Kirchner, en Argentina; en el Phi Centre, en Canadá; en el Bronx Documentary Center, en Nueva York y en el Museo de América, en España. La imagen fue tomada en Acapulco en 2011.

CIUDAD DE MÉXICO.- Fotografías de migrantes, narcotráfico y tráfico de personas serán sacadas a la luz a partir del jueves en el Centro de la Imagen.

 

Se trata de “La ley del monte”, muestra de Mauricio Palos, quien ha expuesto en el Centro Cultural Kirchner, en Argentina; en el Phi Centre, en Canadá; en el Bronx Documentary Center, en Nueva York y en el Museo de América, en España; entre otros.

 

En esta exhibición, curada por Iván Ruiz, el mexicano ha retratado movimientos de autodefensas, lucha de castas y la discriminación racial en distintas comunidades de México, como Michoacán, Guerrero, San Luis Potosí, Ciudad de México y Yucatán.

 

"Mi trabajo no se centra sólo en el narcotráfico, pero sí lo tomo como punto de partida para hacer una exploración del país.

 

"Comencé trabajando en Centroamérica y luego empecé a adentrarme en México; visité Acapulco y Ciudad Juárez para ver qué estaba sucediendo en las calles", contó Palos.

 

El material fue captado de 2009 a 2017, y consiste en 64 piezas entre fotos análogas y digitales, una instalación en video y documentos recolectados por el artista para recrear épocas.

 

"Hay historias como la de un vendedor de flores para funerales en Ciudad Juárez, hay otra de un fotógrafo llamado Bernardino que cubre la guerra contra el narcotráfico y éstas se van mezclando con el cotidiano del país", adelantó Palos.

 

El montaje se divide en dos núcleos: el primero se fija en la política y las manifestaciones sociales, y el segundo abarca el mestizaje y cómo se entrelaza con el aspecto rural, donde también hay mundos de poder.

 

"Es una violencia contemporánea a la que todos estamos ligados; lo interesante es cómo se liga esto a una violencia histórica", dijo, por su parte, el curador.

Escrito por Clarisa Anell / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook