ENTRE MUROS

El juego de perspectivas es la apuesta de Torre Helix, el nuevo proyecto de altura de CRAFT Arquitectos, cuyo diseño tuerce su trayectoria conforme cambia su altura.

 

“El edificio responde a tres cosas principales: la orientación del suelo, la vista que queremos potencializar y, por último, la eficiencia estructural”, señaló Alan Rahmaned, director general del despacho.

 

De acuerdo con el especialista, en vista de que Guadalajara tiene mayor altitud que la Ciudad de México, la incidencia del sol fue tema central en la planeación, por lo que, para eficientar luces y sombras, la posición de la construcción se orientó 27 grados hacia el norte.

“En vista de que la mayor incidencia solar es hacia el sur, el corte estructural se colocó en ese sentido, lo que genera mayores espacios en la zona de confort térmico; además, conforme la propuesta rota sobre su propio eje, se consigue una gran vista del campo de golf Country Club que pocas edificaciones tienen”, explicó.

 

 De acuerdo con Rahmaned, uno de los retos fue trazar de forma diferente cada losa, pues, aunque son idénticas, van girando 1.5 grados.

 

“A pesar de debatir en repetidas ocasiones la proporción, el tamaño y el ancho, finalmente y estructuralmente, las losas es lo que le están dando el carácter a la construcción, pues marcan el giro”.

 

La edificación, que aún está en proceso, se prevé quede lista para el primer trimestre de 2018. En su volumen cuenta con 18 niveles, 8 sótanos y se localiza sobre Avenida Américas y Río de Janeiro, dentro de uno de los centros financieros de mayor movilidad de Guadalajara.

 

CONCRETO, ACERO Y VIDRIO

El sótano, con sus ocho pisos, será de concreto, mientras que de la planta baja hacia el último nivel la estructura será de acero, particularidad que permite hacer mejor las columnas, pues están inclinadas en dos ejes.

 

“En el interior se conseguirá obtener claros libres de entre 10 y 11 metros, que hace un edificio de oficinas eficiente, pues no es ideal tener columnas intermedias que estorben, sino sólo tenerlas de modo perimetral”, detalló Rahmaned.

 

En el exterior, el juego de perspectivasestará dado por el uso de vidrio  modulado, que, conforme la incidencia del sol, la sombra y la posición de donde se le vea, convertirá a este asentamiento, en palabras de sus creadores, en un inmueble con vida.

 

Aunada a esta particularidad, la intención fue crear un corporativo con miras a obtener la certificación LEED, lo que significa tener ciertos requisitos de sustentabilidad, sobre todo de control y ahorro de energía.

 

“Estamos en un intervalo entre el nivel plata y oro, aunque intentamos que sea la segunda a partir de nuestro sistema de aire acondicionado, el balance de luz natural y artificial”, indicó el arquitecto.

Si bien la Torre Helix se erigirá como un novedoso modelo corporativo, pues las construcciones que la rodean se levantaron hace aproximadamente 20 o 25 años, el dirigente de CRAFT prefiere mantenerse al margen para definir el estilo de su atractivo proyecto.

Escrito por Nayla V. Magaña / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook