LOCAL

Con sueldo honorario, Eduardo Novelo ‘adquirió’ 24 lotes del patrimonio estatal.

 

 

COZUMEL, Q. ROO.- Empresario, ex funcionario público, integrante del círculo político, hombre cercano y de todas las confianzas del ex gobernador de Quintana Roo y actual senador, Félix González Canto, Eduardo Novelo López es pieza clave en la red de despojos implementada durante los dos últimos gobiernos del PRI en Quintana Roo.

 

Tesorero del Ayuntamiento durante el trienio de González Canto (1999-2002) y, posteriormente, director de la Fundación de Parques y Museos de Cozumel por 11 años, cargo honorario, sin sueldo, Novelo López figura hoy como propietario de más de 24 propiedades registradas en el Registro Público de la Propiedad local, entre terrenos, plazas comerciales y lujosos departamentos.

 

En otro paquete de terrenos que no consta físicamente en el Registro Público de Cozumel, figura como propietario de otra veintena de propiedades que le fueron vendidas por el extinto Instituto del Patrimonio del Estado (IPAE) durante las administraciones de González Canto y su sucesor Roberto Borge Angulo.

 

Sobrino del ex auditor superior del Estado, Emiliano Novelo Rivero, en 1999 Novelo López pasó de atender una tienda de computadoras en Cozumel a la Tesorería de ese Ayuntamiento, presidido entonces por González Canto.

 

Amigo de la infancia del ahora senador, Novelo López fue promovido por éste para presidir la Fundación de Parques y Museos de Cozumel, cargo que ocupó desde 2006 hasta noviembre del 2016.

 

En el lapso en que Novelo López dirigió el organismo descentralizado, reportó con números rojos, es decir, no hubo entradas que hicieran sustentable la Fundación, pero en contraste sus finanzas personales registraron una bonanza atípica que no corresponde a sus sueldos como funcionario.

 

A casi un año de la salida del ex servidor cozumeleño y amigo de González Canto, la Fundación registra un superávit de 40 millones de pesos en promedio, de acuerdo con la nueva directiva.

 

La Fundación de Parques y Museos de Cozumel fue creada el 9 de marzo de 1987 –por decreto– para el fomento, conservación, protección, mantenimiento y administración del parque natural Chankanaab y de los demás parques, paradores turísticos y museos de la isla.

 

El cargo que poseía Novelo López como presidente de la Fundación fue honorario y, por tanto, sin goce de sueldo, explicó personal del organismo a Luces del Siglo.

 

Por esta razón, la riqueza del ex funcionario –quien pertenece a un selecto club de vinos en Cozumel– ha despertado suspicacias en la isla.

 

Políticos y empresarios entrevistados se preguntan cómo un funcionario público pudo hacerse de 24 propiedades -entre terrenos costeros, apartamentos en lujosas torres condominales y plazas comerciales- además de constituir una inmobiliaria denominada “Bahía Escondida”, proviniendo de una familia de clase media y ganando sueldo como burócrata.

 

La leyenda urbana en Cozumel siempre ha tenido la sospecha de que Novelo López es presunto prestanombres de su amigo de la infancia, el ex gobernador y actual senador González Canto.

 

BENEFICIADO POR LOS REMATES

El nombre de Eduardo Novelo López aparece como uno de los beneficiados por el “andamiaje” creado por los ex gobernadores priistas para el remate territorial del estado, que inició incipientemente con el entonces gobernador Joaquín Hendricks Díaz, que perfeccionó González Canto y que prosiguió Roberto Borge Angulo.

 

De acuerdo con la denuncia que la organización “Somos Tus Ojos”, presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General de Quintana Roo, por la compraventa a precios subvaluados de 44 terrenos en distintos municipios del estado, Novelo López se vio beneficiado con uno de esos inmuebles.

 

Se trata de un terreno de 941 metros cuadrados, en la costera sur, cuyo valor era de cero pesos. La compra venta se realizó el 18 de febrero de 2005, conforme al contrato 01461.

 

La primera inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPyC) de Cozumel, se realizó el 22 de diciembre de 2010; el traslativo de dominio se efectuó el 6 de abril de 2011.

 

El valor de la operación fue de 325 mil 307 pesos y la transmisión del terreno estuvo a cargo de la entonces directora del Instituto del Patrimonio Administrativo del estado (IPAE), Gina Patricia Ortiz.

 

“El valor catastral era de cero pesos. El predio fue entregado sin avalúo a Eduardo Novelo, quien desde esa fecha ya era presidente de la Fundación de Parques y Museos de Cozumel.

 

“El lote se ubica en una zona de alta plusvalía en Cozumel, que no corresponde con el precio de venta. La pérdida estimada con base en el precio de terrenos similares es de un millón de pesos”, se lee en los anexos presentados por la organización, presidida por la periodista y abogada, Fabiola Cortés, quien reveló un año atrás los detalles, beneficiados y terrenos que conforman el remate territorial en la entidad.

Escrito por Adriana Varillas

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook