BUENA MESA

El chocolate es un gran favorito para maridar la rosca, pero, si quieres cambiar el par de siempre, el sommelier Raíl propone tés, tisanas, oporto, cremant,  moscatel y hasta cerveza.

 

Tradicional

En la receta clásica destacan los sabores a mantequilla, azahar y ralladuras cítricas. La decoración incorpora higos cristalizados, ate de membrillo, tejocote y pera, y frutos secos.

 

Con costra de concha

Esta cobertura se convierte, a menudo, en manzana de la discordia. Varias panaderías hornean roscas cubiertas totalmente de costra. El resultado es crujiente y un poco más dulce.

 

TIE GUAN YIN

Región: Anxi, Fujian
Variedad: Oolong
Características: De baja oxidación, delicados aromas florales y tostados. De cuerpo sedoso y no muy astringente.

Es un té oolong de China y es el mejor compañero para la rosca por ser suave, aromático y con notas florales muy marcadas.

 

MOSCATEL DE SETÚBAL

Bodega: Casa Ermelinda Freitas
Región: Palmela, Portugal
Cepa: Moscatel Características: Aromas de miel, cáscara de naranja y madera. En el paladar es dulce y con una frescura que se debe a su nivel de acidez.

Este vino tiene muchos aromas que siempre me recuerdan a la rosca de reyes; creo que al combinarse, ambos van a potencializar sus aromas característicos, a resaltar las notas de naranja y azahar. “Una ventaja es su bajo dulzor, que ayudará a que la armonización no termine por empalagarnos.

CHOCOLATE DE AGUA

Al estilo oaxaqueño, procura una variedad semiamarga y bate con molinillo.

Es un maridaje infaltable. El cacao puede combinarse con un poco de azúcar y añadirle una interesante mezcla de especias, como canela, cardamomo y anís estrella.

 

AUSLESE

Bodega: Tschida Illmitz Región: Lago Neusiedl, Austria
Cepas: Chardonnay, Traminer, Sauvignon Blanc, Welschriesling
Características: En la nariz presenta notas de kiwi, grosellas amarillas, manzana caramelizada, limón y un dejo herbal.

En la elaboración de este vino austriaco de postre no se permite a las uvas pasificarse tanto, además se vendimia antes para que las cepas guarden cierta acidez. “Con muchos aromas a mandarina, manzanas caramelizadas, mazapán y acidez en equilibrio con el dulzor, es un vino que le va perfecto a la rosca."

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook