CULTURA

César Omar Barrios es payaso desde 2003. Formó su compañía cuatro años después.

 

GUADALAJARA, JAL.-César Omar Barrios es un provocador. Lo ha sido desde hace varios años como una forma de conexión con los otros. Aunque estudió ciencias de la comunicación, sabía que lo que quería era ser payaso y abandonó la profesión, para convertirse en cirquero.

 

"Personalmente me considero un provocador, desde pequeño esa es mi vocación para encontrar y conectarme con el otro; cuando descubrí que el clown es exactamente eso, no hubo dudas.

 

"Desde entonces ha sido una experiencia muy intensa, que agota, que se ha desarrollado en muchos pasos y el avance ha sido lento, se topa uno con muchas paredes en el camino, pero causa mucho placer, adrenalina y ganas de seguir haciéndolo, especialmente desde el circo que en sí mismo es adrenalina y emoción", describe. 

 

El artista fundó Cabaret Capricho, una compañía de exploración y experimentación circense, que está de fiesta por sus primeros 10 años de vida. Lo celebrará durante la cuarta edición del Festival Internacional de Circo y Chou (Ficho) en México, que se llevará a cabo del 18 al 26 de noviembre próximo, en escenarios como la Alianza Francesa, La Mutualista y teatros como el Experimental, Alarife, el Vivian Blumenthal y el Degollado.

 

Desde que emprendió el camino con Cabaret Capricho, la escena ha cambiado mucho en la Ciudad. Antes era mucho más difícil encontrar escuelas y espacios de formación, foros especializados y una comunidad profesional. Ahora Guadalajara es una de las urbes con mayor movimiento circense en el País, aunque faltan todavía estructuras institucionales para apoyar con más fuerza esta expresión escénica.

 

"Ha sido una doble lucha, por un lado hay un trabajo que tiene que ver con lo que todo emprendedor hace, con abrir un camino, darle un valor social al circo porque de las artes es la más marginal y creo que por eso mantiene su humildad, pero por eso mismo es considerado como un arte menor, como un mero entretenimiento porque no conocen mucho más allá de lo que sale en circuitos comerciales, pero con el tiempo hemos ido demostrando y poniendo en valor que es un arte tan fuerte como cualquier otro", relató el artista.

 

Cabaret Capricho ha producido 11 espectáculos desde su formación en 2007. Por sus filas han pasado más de 40 artistas locales y diversos países. Ahora en su formación están trece artistas entre ellos Violeta Castro, Fernando Mánica, Mario Barragán, Selene González y Andrés Aguirre.

 

Para la cuarta edición del Ficho, la compañía además se ayuda de un ejército de 22 voluntarios, que ayudarán a coordinar la realización de 12 espectáculos, protagonizados por 68 artistas de México, Italia, Finlandia, Francia, Brasil y Alemania. El encuentro, que también incluirá conferencias, proyecciones y conciertos, se extenderá por Lagos de Moreno y Monterrey. La inauguración es el 18 de noviembre, a las 17:00 horas, con un "Bello Día", de Dulce Duca de Portugal, en el Vivian Blumenthal. Toda la programación está en https://www.fichofest.com.

Escrito por Rebeca Pérez Vega / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook