VIDA

MONTERREY, NL.- Aun comiendo de manera saludable y haciendo una actividad física regular, miles de personas fracasan en su empeño de perder peso. Pero ¿por qué?

Para que lo logren es necesario que exista una congruencia entre lo que las personas piensan, dicen y hacen, menciona la experta en wellness Elsa Sada. "Alcanzamos la felicidad cuando lo que piensas, dices y haces está en armonía; las personas congruentes no dudan de sí mismas y visualizan la manifestación de sus deseos", explica.

Lamentablemente, la mayoría de los individuos se evaden a sí mismos, porque no les gusta ver sus defectos. "Nuestro cuerpo es reflejo de lo que pensamos, y nuestra mente es muy poderosa: como nos puede llevar al éxito, nos puede conducir al fracaso", remarca.

 

PIENSA DISTINTO

Para lograr esta congruencia, el primer paso es que estén conscientes de sus contradicciones para que su inconsciente no los domine y adquieran un compromiso de que ningún obstáculo impedirá sus objetivos.

Estos obstáculos son sus propios pensamientos, pero paradójicamente también son la solución, expresa la especialista con maestría en nutrición y dietética por la Universidad de León en España.

"A veces su expectativa no los deja avanzar: si no bajaron el kilo que deseaban se rinden antes de tiempo y creen que no son lo suficientemente buenos para lograrlo.

"También fracasan porque se enfocan en lo desagradable que es comer verduras. En cambio, cuando eligen observar lo provechoso que hace comerlas, es más fácil que comiencen a alimentarse de forma sana", afirma.

 

VISULALÍZATE

- Con fuerza de voluntad.

- Eligiendo la mejor alimentación para perder peso y ganar salud.

- Poniéndote la ropa que te gusta.

- Haciendo ejercicio y disfrutándolo.

- Superando cualquier adversidad.

- Tomando agua natural y sintiéndote mejor cada día.

- Con todo lo necesario para lograr tu meta.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook