LOCAL

La disciplina interna sólo permite una hora de sol y una visita por semana.

 

CANCÚN, Q.ROO.- Preso desde hace 17 años durante los cuales ha sido recluido en cuatro distintos penales, el ex gobernador Mario Villanueva califica como el “peor” de ellos -en cuanto a la rigidez de sus reglas internas- al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi) de Ayala, Morelos, donde el viernes pasado fue ingresado su homólogo el ex mandatario Roberto Borge Angulo, luego de su extradición.

 

“Ese ha sido el penal donde sentí más dura la disciplina porque en todo el día sólo te permiten salir un hora al sol, tienes derecho a que te visiten tus familiares una vez por semana y aunque se trata de un penal para presos enfermos todo te lo quieren curar con una aspirina, fue terrible la estancia ahí”, comenta en breve charla con este diario.

 

En ese penal Villanueva Madrid estuvo recluido casi todo 2017 y previamente estuvo seis años en una cárcel del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, para ser extraditado a México y continuar cumpliendo con la condena de 22 años que le impuso la justicia federal por sus presuntos nexos con el crimen organizado.

 

Cuando fue detenido por primera ocasión en mayo de 2011, Villanueva fue recluido en el Penal de Máxima Seguridad “La Palma” en el Estado de México, y posteriormente trasladado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México hasta que fue solicitado por la justicia estadounidense.

 

El pasado 10 de diciembre, Villanueva Madrid regresó al Reclusorio Norte por segunda ocasión y hace unos días un juez federal le concedió una suspensión provisional contra cualquier intento de transferirlo a otro penal. “Que me dejen concluir aquí mi condena, que ya no me trasladen a otra parte”, solicita.

 

Al alegar el padecimiento de varias enfermedades, el ex gobernador Borge Angulo fue ingresado en ese mismo lugar donde estuvo Villanueva, el Ceferepsi, penal de máxima seguridad que está considerado como un hospital para los presos enfermos.

 

A través de sus abogados, Borge notificó ante el juez que tiene padecimientos renales, además de estrés y depresión. Algunos de los requisitos que deben cumplir aquellas personas que deseen visitar a Borge son: cartas de recomendación, cédula profesional, credencial para votar, número de teléfono o contacto, acta de nacimiento, domicilio y certificado de residencia, entre otros.

 

Los documentos son revisados por un comité especializado del penal de máxima seguridad y también el visitante debe estar autorizado por el interno. Al ingresar, los visitantes deben pasar varios filtros de revisiones corporales y con Rayos X para evitar que ingresen objetos dentro del cuerpo.

 

El visitante no tiene permitido ir vestido de azul porque es uno de los colores que utilizan los reos. Para llegar al Ceferepsi de Ayala, Morelos existen dos vías: ir hacia Puebla o el Estado de México, y posteriormente dos horas en carretera hasta llegar al lugar.

 

Los horarios de visita son de 9:00 a 13:30 horas. Borge Angulo ingresó al Ceferepsi para cumplir prisión preventiva justificada por seis meses, acusado por el delito de lavado de dinero y quebranto de 900 millones de pesos al erario de Quintana Roo.

Escrito por Staff / Luces del Siglo

Multimedio informativo de Noticias de interés económico, político, deportivo, social y cultural de Quintana Roo, México y del Mundo


Twitter

Facebook