NEGOCIOS

La ASF también señaló otras irregularidades del recurso usado en 2016, entre ellos, pagos indebidos.

 

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó retrasos en la construcción del tramo III Tren Interurbano México-Toluca, que va de Santa Fe a Observatorio, a cargo del Gobierno de la Ciudad de México (CDMX).

 

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no había obtenido la totalidad de los derechos de vía, ya que aún faltaban por liberar 31 predios, al cierre de julio de este año, determinó la auditoría de los recursos de la Cuenta Pública 2016 asignados para dicha obra.

 

La falta de liberación de derechos de vía es mayor en el trazo señalado, derivado de la problemática social que existe por la negativa de los afectados para que se desarrolle el tren, según la ASF. “(Por ello) de la Presa Tacubaya a la estación Observatorio del Sistema de Transporte Colectivo Metro no se ha realizado ningún tipo de trabajo”, resaltó la ASF.

 

En el documento detalló que la dependencia federal, en una respuesta emitida el 31 de agosto de este año, le informó que quedaban 12 predios por liberar y las negociaciones de tres de ellos estaban concluidas con los propietarios por un importe de 60 millones 900 mil pesos. Además, la Secretaría le expuso que de los nueve restantes no se contaba con los avalúos del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin).

 

Al respecto, la SCT aseguró a Grupo REFORMA que al viernes pasado, estaba liberado 99.7 por ciento del total del derecho de vía y que el faltante corresponde al Tramo III, a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la CDMX. En su informe preliminar, la ASF señala 31 predios pendientes de liberar, de 994 que conformaban el universo total.

 

“A la fecha, ya sólo quedan tres predios pendientes, es decir, 138.6 metros lineales de los 57 mil 870 que mide el trazo. Lo que equivale al 0.3 por ciento”, sostuvo. Añadió que las negociaciones están muy avanzadas para liberar ese faltante, por lo que no está en riesgo el desarrollo del proyecto.

 

“Para la fecha de término de la obra civil del tramo a cargo de la Sobse, en el segundo semestre de 2018, influyen varios factores determinantes, entre ellos: las fechas de suministración de los recursos federales, así como la falta de liberación en los derechos de vía”, dijo la dependencia de la CDMX a Grupo REFORMA.

 

Sin embargo, aseguró, hay avances en los trabajos de perforación de pilas, construcción de zapatas y columnas de concreto en sitio en la zona de “Barrancas”, como se observa en los frentes de obra en el Campo Militar, Presa Tacubaya y Presa Adolfo Ruiz Cortines, donde los predios son propiedad federal.

 

Escrito por Azucena Vázquez / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook