INTERNACIONAL

Sugirió el Presidente al entonces director meter a la cárcel a periodistas.

WASHINGTON.- Los republicanos en el Congreso quieren acceso a todos los registros de las conversaciones entre Donald Trump y James Comey, director del FBI despedido la semana pasada por el Presidente. Esto, tras la revelación de que un memorando escrito por el ex agente describe cómo el Mandatario le pidió terminar una investigación sobre los nexos del Kremlin con Michael Flynn, en ese entonces asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

La magnitud del escándalo, aseguró el senador republicano John McCain durante un evento, ha alcanzado el de Watergate, trama que obligó a Richard Nixon a abandonar la presidencia en 1974. En una carta enviada al FBI, el congresista republicano Jason Chaffetz, líder del comité de Vigilancia de la Cámara baja, pidió al FBI que entregara todos los apuntes que dejó el ex director sobre sus reuniones con Trump.

“De ser ciertos, estos memorandos provocan cuestionamientos sobre si el Presidente intentó influir o detener la investigación del FBI sobre el Teniente General Flynn”, señala la misiva. Las notas de un agente son consideradas como evidencia creíble de una conversación e incluso tienen valor legal ante una corte.

De acuerdo con oficiales del FBI, Comey dejó apuntes de todas las pláticas que sostuvo con Trump que consideró atípicas. Aunque The New York Times no tuvo acceso directo a uno de esos documentos, un agente leyó una copia de un memorando a un reportero del diario. Según el texto confirmado después por otros medios, el Mandatario platicó un 14 de febrero con Comey en el Despacho Oval, luego de que se revelara que Flynn había hablado con el Embajador ruso y luego había mentido sobre sus contactos.

En un principio, Trump condenó las filtraciones que se hacían a los medios y sugirió al entonces director que debía considerar meter a la cárcel a los reporteros que publicaran información clasificada. Después, pidió a Comey que no continuara con la investigación sobre Flynn. En tanto, la Casa Blanca negó ayer los reportes y, según reporteros, canceló la rueda de prensa para hoy.

“El Presidente tiene el mayor respeto por nuestras agencias legales y todas las investigaciones”, señaló la presidencia. Esta revelación llega en medio del escándalo desatado por el despido del director del FBI la semana pasada, decisión que, según admitió el propio Presidente en una entrevista, tuvo que ver con la investigación que la agencia hacía sobre las conversaciones que tuvo su equipo de campaña con Rusia. Además, la semana pasada se reveló que el ex Presidente Barack Obama y el Departamento de Justicia recomendaron a Trump que no contratara a Flynn.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook