ENTRE MUROS

A un lustro de la fundación de su despacho, la interiorista Sofía Aspe está por publicar un libro que sintetiza el trabajo realizado hasta el momento.

 

“Es un compendio de estos cinco años de trabajo, de aprendizaje, de experiencias, de clientes diversos, de cómo la oficina ha ido creciendo”, comentó Aspe. “Tenía ganas de que la gente viera más de nuestro trabajo y que sirviera de inspiración a personas que quieran de alguna manera vivir mejor, modificar su espacio con un ambiente que les genere alegría, que les genere paz”.

 

Para llenar las 300 páginas del libro, se eligieron 19 proyectos del total de 47 que hasta el momento ha completado la firma y se buscó que fueran diversos programas: hay desde casas de playa hasta ranchos, pasando por oficinas, lobbies, departamentos muestra, áreas comunes y oficinas.

 

 

“Ahora sueño que un día, si vuelve a haber un libro, habrían cosas que aún no hemos hecho, como, por ejemplo, una casa en el extranjero o una casa en la nieve, un barco o un hotel. Estamos haciendo nuestro primer restaurante ahorita”, apuntó la artífice. “Creo que es lo bonito de este trabajo, que es interminable en posibilidades y en cosas que puedes seguir buscando”.

 

Además de diversidad, la elección de los proyectos incluidos en la publicación se relacionó también con la manera en que expresan su propia visión estética y creativa.

 

“Son los trabajos con los que puedo plasmar un poco más mi esencia y mi sensibilidad. Reflejan una confianza del cliente y que no hubo restricción creativa, sino un diálogo de aprendizaje mutuo entre el cliente y yo”, dijo. “Lo que busco siempre es que mis proyectos, aunque tienen una sensibilidad y un ojo atrás mío, hablen más de mis clientes que de mí”.

 

OBRA COLABORATIVA

La publicación equilibra las imágenes de los proyectos, capturadas por el fotógrafo Alfonso de Béjar, y breves textos. “No es descriptivo, sino son las vivencias mucho más personales, más divertidas para leer”, señaló Aspe.

 

“Te permiten mirar algo diferente que si no sabías que ahí había una alberca. Es un contenido más profundo y da algo de contexto”. En la creación de la publicación participaron también las hermanas Daniela y Paulina Rocha. Mientras la primera se encargó, desde Londres, del diseño, la segunda realizó la coordinación editorial.

 

El trabajo en equipo no sólo se refleja en esto, pues el libro contiene imágenes de personas cuyo trabajo es indispensable para los ambientes que crea la interiorista. “Normalmente, la gente ve proyectos terminados o, si acaso, ven un antes y después, pero nunca ven todo lo que hay atrás de mano de obra, de talento mexicano, de artistas, de artesanos”, abundó.

 

“Al final del libro se pueden ver algunas fotos de mi marmolero, de mi tapicero, de mi barnizador, de mis carpinteros y eléctricos. Una necesita clientes, pero sin proveedores que te respondan, que sean profesionales, tampoco podría hacer nada”.

 

 

Detalles de lujo

El libro, impreso en Madrid por Editorial El Viso, cuenta con detalles como hilos divisorios que se mandaron hacer en Italia. Estará disponible en español y en inglés y se podrá obtener en librerías como Gandhi y El Péndulo y en tiendas de interiorismo como Blend y Dupuis.

 

Escrito por Andrea Martínez de la Vega / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook