NEGOCIOS

Advierten expertos que atraso para elegir nuevo Gobernador trae incertidumbre.

 

La tardanza para nombrar al nuevo Gobernador del Banco de México ha causado incertidumbre, de acuerdo con especialistas. Para Adriana Berrocal, presidenta del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF), la señal que se está enviando es que esta situación atiende a fines políticos, lo que también genera dudas entre los inversionistas en el extranjero.

 

“Nos preocupa porque entre más pasa el tiempo esta indefinición alimenta la idea de que la decisión depende más del tema político que del tema técnico y esto sí puede llegar a afectar la credibilidad y la imagen de independencia del Banco Central, que es uno de activos más valiosos y que han tardado mucho tiempo en consolidar”, aseguró. A Agustín Carstens le quedan solamente 21 días al frente del Banco de México y aún se desconoce quién podría sucederlo.

 

De acuerdo con la Ley del organismo, el Presidente Enrique Peña Nieto tendría que nombrar a una nueva persona para completar la Junta de Gobierno, la cual debe ser aprobada por el Senado o la Comisión Permanente del Congreso. Posteriormente, debe elegir entre los cinco miembros de la Junta a quien será el nuevo Gobernador.

 

Carstens inicialmente anunció que dejaría su puesto el 1 de julio de este año, pero después aplazó su estancia en el Banco Central por una petición del Presidente. Esto coincide con el periodo de nombramiento del candidato del PRI a la Presidencia.

 

Es justamente José Antonio Meade, actual Secretario de Hacienda, quien podría ocupar el puesto del Gobernador de Banxico, pero también ha sido mencionado como posible candidato por el PRI a la Presidencia. De acuerdo con un aná- lisis de UBS, Meade ha sido uno de los favoritos para dirigir Banxico, sin embargo, con los cambios en los estatutos del PRI, que permiten que ciudadanos no afiliados al partido puedan contender por la Presidencia, la probabilidad de ver a Meade al frente del Banco se han reducido.

 

Rodolfo Navarrete, director de análisis en Vector Casa de Bolsa, coincidió que existe cierta inquietud en el sector financiero debido a que la discusión se ha vinculado a un tema político.

 

Recordó que es la primera vez que el sector está en una situación de indefinición de las dos figuras más importantes de las finanzas del País, la Secretaría de Hacienda y Banxico. Berrocal agregó que el momento para los mercados financieros es delicado por los riesgos políticos asociados a la renegociación del Tratado de Libre Comercio, la reforma fiscal de Estados Unidos y las elecciones Presidenciales de 2018 en México.

 

En contraste con México, el pasado 2 de noviembre, el Presidente de EU Donald Trump eligió a Jerome Powell como posible sucesor de Janet Yellen para presidir la Reserva Federal (Fed) a partir de febrero del próximo año.

 

Escrito por Belén Rodríguez / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook