NACIONAL

Peritos encontraron los cuerpos a un lado de la carretera boca abajo y hasta ayer no habían sido identificados.

Siete personas sin vida fueron encontradas ayer en Michoacán, en el municipio de Salvador Escalante, a unos 70 kilómetros de Morelia. Los cuerpos fueron hallados a un lado de la carretera Santa Clara del CobreArio de Rosales, entre las poblaciones de Españita y Cuanajillo, ubicadas en una zona aguacatera.

Autoridades policiacas y ministeriales de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen realizaron los peritajes oficiales y adelantaron que las víctimas pudieron haber sido ejecutadas en ese mismo sitio. Los cuerpos, al parecer de jornaleros, se encontraban boca abajo y hasta ayer no habían sido identificados.

Junto a los cadáveres fueron hallados los indicios de una fogata y una camioneta pick-up con placas NP- 34-153 con instrumentos agrícolas. Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense, a la espera de que sean reclamados.

En la zona jornaleros y artesanos han reclamado extorsiones por parte del crimen organizado. En la entidad, las autoridades han detectado la presencia de células de organizaciones criminales como Los Caballeros Templarios, Los Viagras y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Escrito por Benito Jiménez / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook