ESTADOS

Los cuerpos de dos hermanos originarios de Chiapas que desaparecieron en julio de 2012 fueron identificados entre los cadáveres hallados en fosas clandestinas de Tetelcingo, en el municipio de Cuautla, Morelos.

Ayer, la Fiscalía General de Morelos entregó a Ángel Marcos Reyes Velazco los restos de sus hijos Andrés Sansón y Mauricio Reyes López, durante una diligencia en el panteón Jardines del Recuerdo.

En dicho lugar fueron depositados los 117 cuerpos exhumados de las fosas. De acuerdo con Ángel Reyes, sus hijos viajaron a Puebla a comprar ropa; sin embargo, la última vez que habló con ellos, uno dijo que estaba en Oaxaca.

Tras perder contacto, interpuso denuncias en ambos estados. Los cuerpos de los hermanos, hallados el 26 de julio de 2012 en la carretera San Marcos de Jantetelco, Morelos, serán trasladados al cementerio de Jitotol, en Chiapas.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook