SUPLEMENTOS

La historia tiene más o menos la misma estructura de todas las anteriores y en ese sentido no aporta nada nuevo. Sin embargo, la trama sigue funcionando aunque se limite a que el monstruo vaya acabando uno a uno con los integrantes del elenco...como es costumbre.

Pues el monstruo que casi cumple cuatro décadas está de regreso para poner “los pelos de punta”. Alien: Covenant es la nueva entrega de la saga creada por Ridley Scott, que regresa para dirigir este filme que es una especie de secuela de Prometeo y precuela de Alien: El Octavo Pasajero.

La historia tiene más o menos la misma estructura de todas las anteriores y en ese sentido no aporta nada nuevo. Sin embargo, la trama sigue funcionando aunque se limite a que el monstruo vaya acabando uno a uno con los integrantes del elenco...como es costumbre.

Le apuesta por atmósferas muy bien logradas, un reparto bien equilibrado y efectos especiales de impecable manufactura. Lo mejor es no pedirle demasiado, más que entretenimiento, porque a ratos se pone filosófica y eso le mata un poco la fluidez de la narrativa. Además, no embona del todo con las anteriores y apuesta por presentar al monstruo de una manera novedosa desde el punto de vista evolutivo, lo cual se contrapone un poco con el episodio siguiente.

Y a esta película le pasa algo similar a las recientes temporadas de “The Walking Dead”, donde los zombies ya están en segundo plano frente a la historia de las relaciones de poder entre humanos, de tal manera que el monstruo no es tan esencialmente importante como en la saga original. Sin embargo, es una gran pieza de entretenimiento. Si está o no a la altura de la original, eso lo decidirá la prueba del tiempo.

Escrito por Edgardo Reséndiz / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook