VIDA

MONTERREY, NL .- Sales de tu casa rumbo al trabajo y a media mañana te empiezas a sentir agripado.

¡Ya me resfrié!, podrás pensar, pero en esta época tener fiebre, dolor corporal y tos pueden ser indicadores de influenza.

Los síntomas son similares a los de la gripa y el resfriado común, sin embargo, en el caso de la influenza, son más intensos y no deben tomarse a la ligera.

La influenza es una enfermedad respiratoria más severa que puede ser motivo de hospitalización, e incluso de muerte, si no se atiende a tiempo.

"El hecho de que en esta temporada tengas fiebre asociada a tos y a dolor corporal representa una probabilidad del 80 por ciento de que sea influenza", señala el infectólogo Adrián Camacho Ortiz.

"Los síntomas más frecuentes son tos seca, dolor de garganta, estornudos, escurrimiento nasal, fiebre y cansancio, pero la falta de aire y la dificultad para respirar son los principales indicadores de gravedad".

El coordinador de Epidemiología Hospitalaria del Hospital Universitario añade que los síntomas de la influenza se intensifican en un lapso de 24 a 48 horas.

"Las complicaciones pueden presentarse desde el primer día", indica Camacho Ortiz.

"Desde las primeras 24 horas hay que buscar atención médica, porque muchas personas creen que es una gripa que se les va a pasar y la falla más grave en estos casos es retrasar la atención primaria".

Así que es importante que conozcas cómo los síntomas van intensificándose día a día para que no dejes pasar ni un minuto más. Checa la siguiente línea de tiempo de evolución de la influenza.

 

 

DESDE EL DÍA UNO

"Los síntomas de la influenza son los mismos tanto para niños como para adultos", señala el infectólogo Adrián Camacho Ortiz.

"Las complicaciones pueden presentarse desde el día uno, así que es necesario buscar atención médica desde las primeras 24 horas de que aparezcan los síntomas y no esperar a que la enfermedad evolucione".

 

PARECIDA AL DENGUE, ZIKA Y CHIKUNGUNYA

Los síntomas de la influenza suelen confundirse con los de enfermedades virales que han aparecido en los últimos años como dengue, zika y chikungunya, y retrasar la atención médica temprana.

Sin embargo, aunque tienen síntomas similares como fiebre, dolor en articulaciones y cansancio, existen diferencias entre la sintomatología de cada padecimiento.

"La principal diferencia con la influenza es que el dengue, el zika y el chikungunya no desarrollan dolor de garganta ni tos", indica el infectólogo Adrián Camacho Ortiz.

"Otra diferencia es que estas enfermedades manifiestan manchas rojas como erupciones en la piel y enrojecimiento de ojos y la influenza no".

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook