LOCAL

Inseguridad, el reto de Cancún

CANCÚN, Q. ROO.- Ante la falta de una red familiar, una necesidad de buenos trabajos y la inseguridad que existe en el país, Cancún al cumplir 47 años se encuentra con un reto brutal en materia de violencia de género y trata de personas, declaró la secretaria técnica del Observatorio de Violencia Social y de Género en el municipio de Benito Juárez, Celina Izquierdo Sánchez.

Explicó que la composición social de la ciudad se integra por migrantes, quienes sólo permanecen un par de meses y no cuentan con la noción de una red familiar, lo que provoca el aislamiento de las víctimas, principalmente una niña o mujer, por lo que no tienen con quién acudir.

“La víctima no tiene a la familia cercana o vive con una familia en la cual no confía, no tiene amistades, no hay una relación histórica con otras personas que pudieran ayudarla. Esa es una de las características que siguen siendo algo que se debe construir en Quintana Roo, Cancún específicamente”, señaló.

El segundo factor relevante, expuso, es la necesidad de trabajo, ya que la mayoría de las personas que llegan a la ciudad es con el fin de construir un patrimonio económico que les permita una vida plena, ya que Cancún ha sido el refugio en los tiempos de crisis.

“Las personas buscan dónde poder trabajar, dónde poder tener una remuneración digna, y este es el factor que de alguna manera del país y en particular la de Cancún le ha fallado a la expectativa de las personas, porque si bien trabajo hay, no hay suficiente y cuando hay, son precarios”, exteriorizó.

La también académica indicó que el medio por el que contratan, a través de las pagadores, representa un enorme peligro para la estabilidad social, puesto que las personas encuentran trabajo pero no es lo que desean, ya que  la actividad no les brinda un salario digno, ni prestaciones, ni antigüedad y mucho menos jubilación.

Resaltó que este segundo fenómeno  se tiene que analizar tomando en cuenta el número de migrantes que llegan a buscar trabajo contra el volumen y calidad de trabajo que se oferta, donde existe una disparidad demasiado grande.

El tercer indicador que conforma a Cancún lo hacen los procesos de inseguridad del país, ya que las personas que llegan de toda la República han sido víctimas de la violencia, y que han atacado a toda clase social.

“Esta inseguridad que se vive en todo el país es una de las terceras vertientes que conforman este Cancún, y nos encontramos ahora sobre todo que en los últimos 12 años como esta violencia no fue contenida, no fue atendida, no se construyó el andamiaje legal para poder actuar, y el gran problema es la impunidad en la que quedan todos los delitos”, afirmó Izquierdo Sánchez.

En entrevista comentó que si bien existen grandes índices de violencia en otras partes del país, en Quintana Roo existen casos de inseguridad, sobretodo en la frontera donde se da el trasiego de mercancías e incluso de personas.

Expresó que el tema de la trata de personas no existe una base legal para ser atendida, mientras que la violencia de género apenas entró a un proceso de armonización.

“En el tema de la violencia familiar tenemos una enorme deuda, porque desde hace 10 años empezamos a construir estadísticas en donde indicamos que el fenómeno se alimenta por la pobreza, la migración, por la corrupción, por la impunidad, falta de educación, falta de instituciones públicas que entiendan.

“Llevamos 10 años diciendo cómo es el asunto y nunca se puso atención, hoy estos dos fenómenos –trata de personas y violencia de género– han crecido a niveles que alimentan a otros fenómenos, sobretodo el de la violencia familiar”, aseguró la integrante del colectivo “Ni una Menos”.

 

Escrito por Jorge Ramírez

Reportero de Luces del Siglo


Twitter

Facebook