LOCAL

Interponen amparo contra Fundación Cinépolis

A fin de que no se repita lo sucedido con los cinco adultos mayores de Quintana Roo que perdieron la visión, a través del programa “Del amor nace la vista”, la asociación “No más Negligencias Médicas” interpuso una demanda de amparo indirecto contra Fundación Cinépolis para la suspensión de dicha campaña. 


En el Juzgado del Poder Judicial de Quintana Roo, Fernando Avilez Tostado, presidente de “No más Negligencias Médicas”, explicó que este amparo es para que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Secretaría de Salud federal y de la entidad, vigilen y regulen las clínicas y hospitales que realizan las cirugías de cataratas.


“Si bien se hicieron y están diseñadas para ayudar a la sociedad, con una persona que incumpla sus objetivos, es clave que se revise e inspeccione muy a fondo sobre qué es lo que se hace, cómo está integrada la campaña, para que no haya más afectados en un futuro”, manifestó.


Informó que otras asociaciones y víctimas de esta campaña en el país se sumarán en algunas entidades interponiendo un amparo similar, en el que se exija la realización de un control sanitario de la campaña publicitaria “Del Amor Nace la Vista”, con el objetivo de que las cirugías realizadas garanticen las condiciones técnicas, sanitarias, asépticas y profesionales.


Alejandro Foyo Vega, abogado de las y los afectados, dijo que el amparo fue admitido en el Juzgado Segundo de Distrito con el Juez Gerardo Vázquez Morales; y que se espera sea aprobada la medida cautelar solicitada durante la próxima semana.


“Nosotros presentamos la demanda de amparo en contra de la campaña publicitaria que existe por parte de Cinépolis que se llama ‘Del Amor Nace la Vista’, el efecto que nosotros estamos solicitando de este amparo es para que, en palabras coloquiales, se suspenda la campaña”, reiteró.


El litigante manifestó que, además de la revisión de los permisos que deben las clínicas y hospitales donde se llevan a cabo las operaciones, también debe existir un resarcimiento de los daños a los cinco adultos mayores y víctimas indirectas –familiares–, procedentes de comunidades mayas de Quintana Roo, quienes perdieron la vista a consecuencia de un contagio intrahospitalario presuntamente ocasionado por una mala esterilización en los quirófanos.


Foyo Vega indicó que, en el caso de las cinco personas que contrajeron una bacteria durante o después de ser operados de las cataratas en el Instituto de Salud Visual (ISVI), integrado al programa de Fundación Cinépolis, entrará a proceso el emplazamiento de los médicos.


“Cinépolis ya está notificada de las demandas, ya contestó la demanda en la que dos médicos ya respondieron y estamos en la espera de emplazar a los médicos restantes. Ya se tiraron notificaciones a cada una de las dependencias gubernamentales de Quintana Roo (…) Como saben la clínica está clausurada y en los domicilios que tenemos no hay la certeza de que son de ellos”, señaló.

Escrito por Jorge Ramírez

Reportero de Luces del Siglo


Twitter

Facebook