ENTRE MUROS

Integra piezas clásicas y modernas mientras permite el aprovechamiento máximo que surge de la iluminación natural.

 

La remodelación realizada por el arquitecto Elías Kababie en este departamento ubicado en la Ciudad de México refleja el estilo y personalidad de los clientes y, al mismo tiempo, integra piezas clásicas y modernas mientras permite el aprovechamiento máximo que surge de la iluminación natural.

 

De acuerdo con el creativo, la idea base de inspiración para lograr un proyecto confortable y congruente fueron los toques cálidos de la familia que ahí habita pero rodeados de un ambiente contemporáneo.

 

“El principal reto fue incorporar las ideas del cliente en un ambiente moderno y mantener la parte clásica y elegante del departamento, ya que en este caso se trata de una remodelación”, señaló Kababie.

 

El inmueble está conformado por dos niveles en los que se distribuyen los espacios públicos en la parte baja y los privados en el área superior. Un family room de doble altura en el que destaca el uso de tonos sobrios en combinación con un candil de Murano –pieza protagonista del proyecto– conecta de forma visual ambos niveles.

 

 

“Esta intervención fue una mezcla y una idea de salir de la zona de confort y hacer un trabajo adaptado perfectamente a las necesidades del cliente”, destacó Kababie.

 

ESPACIOS ÚNICOS 

Una piedra azul importada de Grecia, símbolo de buena suerte, funge como elemento que invita a los visitantes a entrar al espacio al tiempo que sirve como pieza fundamental dentro del proyecto.

 

El mármol destaca en la escalera de caracol y brinda gran luminosidad y amplitud a la propuesta, mientras que la iluminación y los accesorios elegidos generan elegancia y sencillez.

 

 

“Uno de los objetivos fue crear un comedor para 24 personas cómodo, integrado y con estilo. Para lograrlo y brindar elegancia al espacio se utilizaron placas de mármol que fueron traídas desde la India, así como la lámpara Liana S que forma parte de Orchestra Collection de Ayala Serfaty”, describió el creativo.

 

Asimismo, la recámara principal cuenta con grandes ventanales hacia una terraza exterior en la que se ven desdibujados los límites con los espacios interiores.

 

“Con la selección de materiales e iluminación logramos que el baño principal se convierta en el santuario del usuario. Se complementa mediante el diseño de un vestidor amplio y una zapatera única para ajustarse a las necesidades del cliente, quien es apasionado de la moda y los zapatos”, puntualizó Kababie.

 

 

Escrito por Natalia Barraza / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook