NEGOCIOS

Afirma Donohue que tratarán de evitar llegar hasta ese punto.

 

Los empresarios de Estados Unidos están dispuestos a recurrir al Congreso o las Cortes para defender el TLC si Donald Trump decide retirar a su país del acuerdo. Thomas J. Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (US Chamber of Commerce en inglés), dijo que si la Administración de Donald Trump se retira del TLC, recurrirán al Congreso y a las Cortes para evitar abandonar el acuerdo.

 

El dirigente empresarial estadounidense explicó que tomarían esa medida porque los efectos para EU a consecuencia del abandono serían medidas comerciales punitivas, alza en aranceles, ruptura de cadenas de logística y menor cooperación en temas como lucha contra el terrorismo y esfuerzos antinarcóticos.

 

“Primero iríamos al Congreso, porque ellos tienen un poder extraordinario sobre el tema y porque el periodo de espera antes de terminar el acuerdo nos da margen de maniobra. “Después analizaríamos muy cuidadosamente cuáles son nuestras posibilidades para llevar el asunto ante la Corte”, dijo en conferencia de prensa.

 

La US Chamber of Commerce tiene una historia de recurrir constantemente a litigios contra el Gobierno estadounidense, a nivel nacional y federal, en asuntos regulatorios y, enfatizó Donohue, usualmente ganan. De todos modos, antes de llegar a eso, dijo que los empresarios utilizarán todas sus influencias para evitar que se llegue a este punto.

 

“En Washington hemos estado trabajando directamente con oficiales de alto rango. Hay bastantes tomadores de decisiones con mente sobria en la Administración, y estamos hablando con ellos para que se manifiesten.

 

“También hemos dialogado con miembros del Congreso que tienen una enorme influencia en asuntos de comercio. Les estamos pidiendo que resistan a la presión y mantengan su resolución para lo que podría ser una gran pelea”, dijo. Donohue señaló que es necesario que la actual Administración modere su lenguaje e intenciones, puesto que las amenazas como estrategia de negociación no funcionarán.

 

“Si el Gobierno estadounidense da la orden de retiro, no sería visto por nuestros socios comerciales en México y Canadá como una táctica de negociación.

 

“En su lugar, cerraría la puerta a futuras negociaciones porque los Gobiernos de estos países ya han dicho que no negociarán con una pistola en la cabeza”, precisó. Indicó que la relación de comercio bilateral es demasiado valiosa para los negocios americanos, sus trabajadores y el crecimiento económico como para cerrarnos.

 

En vísperas de una nueva ronda de negociación, la US Chamber of Commerce envió una carta ayer al Presidente Trump, firmada por más de 300 cámaras locales, en la que apoya la modernización del TLC y solicita que no se salga de este acuerdo.

 

Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), dijo que para los mexicanos lo crucial es generar soluciones creativas, una vez que se ha encontrado disposición similar entre la iniciativa privada de la región.

Escrito por Ulises Díaz / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook